2012-09-08 10:09 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça quiere dejar resuelta la Liga en un mes



Restan tres jornadas para que lleguemos al clásico del 7 de octubre en el Camp Nou. Nueve puntos en juego. Un mes. Tito Vilanova ha enfocado la preparación física de sus hombres para mantener un in crescendo que se inició en julio y que tiene que servir para que el equipo se encuentre a tope durante el mes de septiembre. La finalidad es iniciar la Champions League con buen pie y sumar los nueve puntos que quedan en juego antes del clásico. Luego se trataría de rematar la faena venciendo al Real Madrid en el Camp Nou y saliendo del clásico con ocho puntos de ventaja... que podrían ser más.

El inicio irregular del Real Madrid, que en tres jornadas ha sumado una victoria, una derrota y un empate, y los conflictos internos que vive el vestuario blanco por las luchas internas entre sus grupos, las diferencias de algunos jugadores con el entrenador y la desestabilización que ha supuesto la salida de tono de Cristiano Ronaldo, dan pie a pensar que la concentración actual de este equipo no es la misma que la que mostró la temporada pasada y que Mourinho y sus hombres podrían presentarse en el Camp Nou con una diferencia en contra más amplia respecto al Barcelona que los cinco puntos que les separan en la actualidad.



En las jornadas previas al clásico ambos tienen un partido en casa: el Barça ante el Granada y el Real Madrid ante el Deportivo. Los dos desplazamientos del Barça son a Getafe y Sevilla. Los del Real Madrid, a Sevilla y Vallecas. Todo indica que el Sánchez Pizjuán se puede convertir en juez de esta liga en función de que lo que ocurra con las visitas que Real Madrid y Barcelona girarán en este mes de septiembre a ese escenario.

Si Tito y sus hombres consiguen vencer al Real Madrid en el Camp Nou y no fallan en las citas previas, la diferencia de ocho o más puntos dejaría la Liga prácticamente sentenciada, tal y como se vio la temporada pasada, cuando el Real Madrid consiguió despegarse del Barça a mitad de temporada. Además, un arreón blaugrana en este mes de septiembre dejaría al Madrid tocado y sumido en sus problemas internos, lo que repercutiría favorablemente en los intereses barcelonistas.


Deja tu Comentario