2012-04-01 14:04 Real Madrid Por: Administrador

El Barça recibe respuesta a sus lloriqueos



En primer lugar porque el tanto de Leo Messi nunca debió subir al marcador. El argentino marcó de penalti pero este nunca existió. Cristian Tello se deja caer en el interior del área y el colegiado picó como un principiante.

El delantero del Barça se mete en la zona de castigo, llega Javi Martínez por detrás y cuando Tello nota el aliento de su adversario de seja caer como un saco de patatas. Mateu Lahoz no estuvo nada acertado en esta acción que determinó sin duda alguna el destino del partido.



Parece que al Barça realmente le funcionan las protestas hacia los arbitrajes. Lo hicieron en la Champions esta semana reclamando dos penaltis y lo hacen en la Liga cada jornada que pasa. Pero claro, ayer el resultado fue favorable y los errores también. Como siempre, tirando la piedra y escondiendo la mano. Veremos si en Champions también acaban cosechando lo que les interesa.


Deja tu Comentario