2013-10-29 22:10 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça se da una fiesta en Vigo a la que no se suma Messi (0-3)



Joan Tubau

Era el partido para Messi, para que se reencontrara con el gol, para que afinara su precisión, para que ganara punta de velocidad, para que recuperara su magia. A Leo Messi le hace falta un partido redondo que le devuelva la confianza en sí mismo y la convicción de que puede volver a ser el de antes. Sin embargo, durante toda la primera parte se movió como alma en pena por el campo, escorada a la derecha y cediendo el centro del ataque a un Alexis que está en racha, justo todo lo contrario. Un robo de Cesc en el centro del campo acabó con disparo a puerta que rechazó el portero y ahí, atento, estaba el chileno para fusilar el 0-1.



El partido estaba más que controlado. El Celta, muy acomplejado atrás, y el Barcelona, tocando el balón sin sentirse inquietado en ningún momento. Hasta que poco a poco fue decayendo el ritmo de la presión y la velocidad de los jugadores, que pasaron de correr a andar y a ser más previsibles. El Celta se creció y el Barcelona empezó a tener problemas en su área. Víctor Valdés tuvo que intervenir en dos oportunidades de compromiso en la primera mitad a disparos de Rafinha y hasta se produjo un gol anulado por falta previa a Valdés que fue reclamado por un público que a falta de otras cosas que protestar entendió que el gol debió ser legal.

En el minuto 30 Adriano, que llevaba doce partidos sin caer lesionado, ha sucumbido a su destino y ha sufrido una lesión muscular que le ha obligado a abandonar el terreno de juego. Montoya ha entrado en su lugar.

Tras el descanso, los jugadores del FC Barcelona han intentado buscar a Messi para que resolviera su contencioso con el gol. Pero la pelota no quiso entrar. Leo lo intentó de todas las maneras posibles, pero lo que normalmente acaba dentro, esta vez no ha querido entrar. Y ya van tres partidos seguidos (Milán, Real Madrid y Vigo) que Leo no ve puerta. en la segunda mitad se ha ido entonando, ha ganado en precisión y velocidad, pero sin gol. Ya llegará el momento de la explosión en la que Leo se reencuentre con sí mismo.



Pero este Barcelona es algo más que Messi. Leo es la guinda del pastel, pero hay más, mucho más. Hoy se han reivindicado Cesc Fàbregas, interviniendo en el primer gol y firmando los dos restantes; Alex Song, que ha realizado un trabajo enorme en el centro del campo; Pedro, combativo como siempre; Alexis, que sigue en racha; y la pareja de centrales inédita, Puyol-Bartra, que ha demostrado solvencia. Y en la portería, Víctor Valdés, aburrido pero presente cuando se le ha necesitado.

El Barça se va a dormir a nueve puntos del Real Madrid, que tiene un verdadero problema de presión. No puede fallar nunca. Vamos a ver.

 




 


Deja tu Comentario