2012-06-26 14:06 Real Madrid Por: Administrador

El Barça saca el hacha de guerra



En Can Barça el fin de ciclo ha hecho mucho daño y ha desmemoriado a algunos. El equipo más favorecido en los últimos años por las amnistías de la Real Federación Española de Fútbol, pone el grito en el cielo por la última decisión de este organismo de quitar la sanción a Mourinho y Tito Vilanova para la Supercopa española de este curso.

Así, por boca del portavoz de la Junta del Barça, Toni Freixa, con su ambigüedad característica, se ha puesto en entre dicho esta amnistía: "Yo mismo mantuve una conversación telefónica con el señor Jorge Pérez y le hice saber nuestra opinión. Esperamos que una medida de gracia que iguala a todo el mundo no produzca esa gran desigualdad de ver cómo quien hizo lo que hizo pueda tener un indulto respecto a quien hizo otra cosa que tiene mucha diferencia respecto a lo que hizo el entrenador del Madrid", ha explicado.



Este discurso también lo ha asumido Sandro Rosell en un discurso de cierre de temporada: "No estamos nada de acuerdo en que quede sin castigo lo que ha sido una agresión a nuestro entrenador, no lo vamos a permitir. Somos un club más de hechos que de palabras, y seguiremos utilizando todos los mecanismos legales para defendernos".

En la cabeza del señor Freixa y de Sandro Rosell parece haberse olvidado amnistías muchos más sangrientas en favor de su club, como cuando se permitió jugar al conjunto culé la edición de la Copa del Rey de la temporada 2000/2001 tras la ‘espantada’ del curso anterior, o como cuando no cerraron el Camp Nou habiendo una orden judicial para hacerlo por el lanzamiento de objetos en el ‘Clásico’ de la campaña 2002/2003, el del famoso ‘cochinillo’, que retrató a los propios aficionados culés.

Ahora el Barça viene con escusas y pidiendo igualdad. ¿La misma igualdad que por entonces? Ambos entrenadores se excedieron, es cierto, y para ambos existe la misma clemencia, así que las quejas del conjunto azulgrana parecen no venir a cuento y dejan retratados a los que nunca aceptaron el fin de ciclo. En la ciudad condal pasan al ataque temiendo lo que se les viene encima.  




Deja tu Comentario