2014-07-22 18:07 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça se come a Xavi Hernández



Joan Tubau

Decía Xavi Hernández en pleno Mundial de Brasil que al término del torneo decidiría sobre su futuro. Lo decía alegremente sin tener en cuenta que existe un contrato firmado que le liga al Barça por dos temporadas más y que, en todo caso, para decidir su futuro antes debía contar con el visto bueno de la otra parte.

La cuestión es que Xavi no ha encontrado a nadie capaz de igualarle la ficha que cobra en el Barcelona: 8,5 millones de euros netos. Tanto sus pretendientes de Qatar como sus amigos de Nueva York le han visto en acción durante la última temporada en el Barcelona y también en el Mundial con La Roja y nadie está dispuesto a pagar precio de crack por rendimiento de veterano. Y Xavi, que se las prometía muy felices fuera del Barcelona, no ha tenido más remedio que acogerse al contrato que quería incumplir y seguir en el único sitio en donde la garantizan los 8,5 millones de euros por temporada. Es así de sencillo. Xavi intentó que el Barça le pagara la diferencia entre lo que le ofrecen por ahí y lo que está cobrando en el Camp Nou. Algo así como un finiquito. Pero Bartomeu se ha negado, considerando que el club ya se ha portado más que bien con Xavi a lo largo de su carrera y que no se trata ahora de regalar casi diez millones porque sí, por mucho Xavi que sea un futbolista "especial" que le ha dado mucho al Barça, pero nunca gratis.



Dijo en su momento Bartomeu que "Xavi se ha ganado el derecho a decidir". Y Bartomeu estaba dispuesto a aceptar que Xavi incumpliera el contrato que tenía firmado con el Barcelona y también a ofrecerle la carta de libertad para que todo el dinero de su marcha fuera para él. Con lo que no contaba era con tener que pagar un finiquito millonario a quien ya ha sido suficientemente bien recompensado por el club blaugrana a lo largo de su carrera.

Y como Bartomeu no ha aflojado la pasta, Xavi se queda. No por ganas de quedarse sino por interés económico, ya que nadie le ofrece lo que tiene firmado con el FC Barcelona. Lo demás es secundario. Que Luis Enrique le reserve un rol de comparsa en la plantilla le da igual, siempre y cuando el club le abone íntegros los 8,5 millones de euros netos que tiene firmados en el contrato que hace unas semanas pensaba incumplir convencido de que no le costaría encontrar un club que le pagara más. Pero Xavi se ha encontrado con que nadie regala nada. Sólo el Barça, que con Rosell se mostró dispuesto a pagar a un futbolista de 34 años como si su rendimiento fuera de 26.

El jueves Xavi Hernández volverá a los entrenamientos del FC Barcelona. Ya no como guía y conductor del equipo y la plantilla blaugrana, sino como uno más. Lo cierto es que Xavi seguirá en el Barça porque nadie le quiere pagar lo que percibe en su club de toda la vida. Aún así, seguirá en el mercado y podría abandonar el club en enero si su agente le consigue un destino que entienda las cifras de sus emolumentos. Algo difícil si tenemos en cuenta quye Xavi cumplirá 35 años en enero.






Deja tu Comentario