2012-08-29 11:08 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça se enfrenta hoy a dos equipos (22:30h.)



Y es que el encargado de repartir ¿justicia? esta noche en el coliseo madridista será Mateu Lahoz, el amigo de Mourinho, que tendrá por fin su escenario deseado: Un encuentro de vuelta en casa y con el árbitro más madridista de los posibles. Sus "tres equipos" favoritos: El suyo propio, el del estamento arbitral y el rival que más de quicio le saca. El Barça tendrá que tener mucho cuidado en ese aspecto.

Parece que las continuas quejas, las artimañas y los desaires del portugués han terminado por calar en una Federación que le concede todo: En su día dijo que quería a Mateu "cada domingo" y los datos dicen que el colegiado ha pitado un total de ocho partidos al Madrid en dos temporadas, el doble de la media normal. ¡Ah! Y por supuesto, para que nadie dude, con un resultado de ocho victorias blancas.



En cuanto al Barça, los culés ganaron dos partidos y empataron otro con Mateu de juez en la era Mou, pero esta noche tendrán que hacer frente a una estadística demoledora: En la pasada Liga, el Atlético de Madrid y el Athletic de Bilbao sucumbieron ante el Real Madrid con dos penaltis en contra por cada equipo y tres expulsados; Dos en el bando rojiblanco y uno en los vascos.

Así pues, contra un Madrid necesitado no sólo de ganar, sino de demostrar que lo sucedido ante Valencia, Getafe y el propio Barça es pasajero y contra un árbitro que dejará jugar (su virtud más famosa) en favor de los locales tendrá que lidiar el Barça. Un Barça que no distará mucho del equipo que Tito sacó para la ida, con la duda de si Puyol estará o no sobre el césped con máscara y si Jordi Alba partirá de inicio o volverá a hacerlo Adriano.

Por lo demás, si el Barça está a su nivel debería hacer sufrir de nuevo al Madrid monopolizando la posesión y mostrando unas virtudes que los blancos no han podido contrarrestar en cuatro años en su propio estadio. El Barça acumula siete partidos sin perder en el Bernabéu. No lo hace desde el famoso 4-1 del pasillo con Schuster en el banquillo blanco (2008). Desde entonces, cinco victorias y dos empates, con dos triunfos consecutivos el pasado curso. Mou no sabe ganarle a los culés en casa y la racha es ya una losa muy pesada para una grada acostumbrada a ver exhibiciones azulgranas en su feudo. Esta noche puede haber nuevamente una.




Deja tu Comentario