2012-02-16 13:02 Real Madrid Por: Administrador

El Barça se pone pesadito



Sandro Rosell y sus secuaces están llegando a un punto insólito con el tema de la final de Copa. El Fútbol Club Barcelona, acostumbrado a hacer lo que le plazca, sigue en sus trece de celebrar dicho evento en el Santiago Bernabéu, pese a que el Real Madrid, dueño y señor de su estadio, ha negado dicha posibilidad alegando sus razones. En la Ciudad Condal hacen oídos sordos a las explicaciones de Florentino y continúan con su órdago.

El Barcelona continua pensando que el estadio blanco es el idílico para celebrar la final y argumenta que no le han gustado las formas de la Federación y del Real Madrid, y espera que los blancos salgan a la luz pública para explicar por qué no les ceden su estadio. Rosell parece querer quedar de nuevo en evidencia. Al presidente azulgrana le gusta hacer el ridículo y tiene todas las papeletas para volverlo a conseguir.



El presidente culé no quiere escuchar de plan B. Ni Mestalla, Ni el Calderón, Ni la Cartuja, ni cualquier otra alternativa gusta a la entidad culé, que parece no entender que el Santiago Bernabéu es propiedad del Real Madrid y sus socios y estos ya han hablado. Los conceptos parecen sencillos, pero al máximo dirigente azulgrana parecen no entrarle en la cabeza.

Rosell no es el único que sigue con su discurso cansino, sino que cuenta con el apoyo de Toni Freixa, portavoz del Fútbol Club Barcelona "Le comunicamos a la Federación nuestra absoluta preferencia por jugar en el BernabéuEl criterio prioritario es el del aforo y es lo único que perseguimos, tanto el Athletic como nosotros". Así, el portavóz ha seguido apelando a que el Madrid no ha dicho nada publicamente: "No me constan las obras del Bernabéu, hemos cursado una petición y esperamos que se nos conteste. Los socios del Barça y del Athletic merecen respeto y que se nos conteste, es una cuestión de formas. El Barcelona, si los dos clubes lo solicitaran a la Federación y la Federación nos lo pidiera, lo acogeríamos seguro con independencia de cuál fuera el punto de vista de la afición o cualquier cántico dirigido desde la grada. El Barça asumiría su responsabilidad", responsabilidad que no adquirió en el año 2004, cuando el MAdrid y el Zaragoza tuvieron que disputar la final en Montjuic .

Mientras tanto, el Madrid sigue firme, no cambiará de opinión pese a las presiones azulgranas. Florentino ha hablado, los socios han hablado, y en el Bernabéu no se disputará la final de la Copa. ¿Entendido Rosell y compañía?




Deja tu Comentario