2011-12-11 01:12 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça siempre anula a Cristiano Ronaldo



Cristiano Ronaldo empezó su particular duelo ante el Barça el 23 de abril del 2008. Era en el Camp Nou, en un partido correspondiente a la ida de la semifinal de la Champions League. En aquella ocasión, el portugués erró un penalti y pasó desapercibido la mayor parte del encuentro. En el partido de vuelta Scholes dejó al Barça sin la anhelada final pero el portugués tampoco apareció demasiado en el encuentro. Un año después, el Barça se sacó la espina. Era en tercer encuentro en el que Ronaldo se enfrentaba contra el Barça. Era la final de la Champions League de Roma. El portugués, que protagonizó mil acciones individuales sin sentido, vio como el conjunto blaugrana levantaba el trofeo que les acreditaba como mejor club europeo.

El año siguiente, ya de blanco, el Barça ganaría los dos partidos ligueros al Real Madrid. En diciembre, en el Camp Nou, Ibrahimovic marcó el gol que dio los tres puntos al conjunto de Pep Guardiola y en el Bernabéu Messi y Pedro marcaban dos tantos al Madrid que acercaban al Barça a levantar la Liga. Ronaldo, en los dos partidos acabó desquiciado. No pudo hacer nada.



Ya en la temporada 2010-2011, la primera de Mou como entrenador blanco, asistió impasible a la "manita" del Camp Nou. El portugués vaciló en la previa al partido bromeando sobre los ocho tantos que le endosó el Barça al Almería. "A ver si nos meten ocho también", aseguró. Pues bien, no fueron ocho, pero por poco. En el partido de la vuelta, en el Bernabéu, conseguiría por fin marcarle un tanto al Barça. De penalti, eso si. Unos días más tarde vivió la única noche de gloria. Consiguió batir a Pinto en la final de la Copa del Rey y levantó su primer y único trofeo con el Real Madrid. Ese mismo año, en semifinales de la Champions protagonizó dos partidos muy grises que propiciaron el pase del Barça a la final.

Los dos últimos precedentes, durante la celebración de la Supercopa de España, también pasó desapercibido. Anotó un tanto en el Camp Nou que no sirvió de nada. El Barça arrolló a un Real Madrid que llevaba toda la pretemporada preparando la cita. En resumen, Ronaldo ha disputado trece partidos contra el Barça en los que ha logrado siete derrotas, cuatro empates y sólo dos victorias. Unos registros muy pobres para un jugador al que todos envidian "por ser rico, guapo y buen jugador", ¿no creen? 


Deja tu Comentario