2012-07-10 15:07 Real Madrid Por: Administrador

El Barça sólo ve bien los indultos a sus escándalos



La superioridad moral y la capacidad para dar lecciones de valores y deportividad que cree tener el club  catalán supera los límites más insospechados. En Barcelona llevan todo un año despellejando a Mourinho y exhibiendo por doquier la imagen del famoso dedo en el ojo del portugués a Vilanova en medio de una tángana en el encuentro de vuelta de la Supercopa de España entre Barça y Madrid. Sin embargo, lo que nunca han reconocido es que esa reacción por parte del portugués fue provocada por una agresión previa del, por aquel entonces, segundo entrenador del Barça.

Así pues, las palabras de Toni Freixa esta mañana tras conocerse la tradicional medida de indulto concecida por Villar, revelan que en la ciudad Condal están completamente convencidos de que Vilanova no debe recibir ninguna sanción por agredir a un entrenador rival, pero sí deben recibirla los demás.



"El indulto no convierte al agresor en inocente. Una agresión nunca puede quedar impune". Freixa, que es la voz del club azulgrana, estima que Mourinho fue el agresor aquella noche, cuando lo que hizo el portugués puede entenderse como una reacción natural ante una agresión previa, en este caso, por parte de Tito Vilanova. 

Fue el entrenador del Barça quien 'golpeó' primero, algo que en Barcelona se niegan a admitir aun cuando es la realidad. Se escudan en una imagen en medio de un barullo en el que se vieron involucrados los banquillos de ambos equipos y en el que se dijeron cosas en caliente que probablemente nunca se sepan, o que, por lo menos, nunca serán completamente demostrables.

Tampoco les vale a los dirigentes blaugranas el hecho de que Villar tenga la costumbre de tener esta medida de gracia en la Asamblea anual de la Federación Española de Fútbol cada cuatro años y que, en muchas ocasiones, el Barça es el equipo que ha salido beneficiado de dichas medidas. Sin sanción quedó el club culé por el lanzamiento de objetos, botellas de vidrio y la famosa cabeza de cochinillo a Figo en el Camp Nou hace varias temporadas. Tampoco recibió multa alguna por despreciar la Copa del Rey y renunciar a jugar una eliminatoria ante el Atlético de Madrid en el año 2000 alegando que no disponía de los jugadores suficientes, cuando era mentira. Pero sin embargo, entonces el indulto sí era válido. Una hipocresía completa y total por parte de la entidad.



Butragueño ya ha querido recordar al Barça que ellos recibieron indultos en el pasado y el Real Madrid no dijo nada al respecto, pero no ha servido para nada. Uno puede estar de acuerdo o no en que Villar conceda estas medidas, pero si ya se sabe que las concede, no puede recibirlas de buen grado unas veces y criticarlas otras. Pero en Barcelona parece que sí que se puede.


Deja tu Comentario