2016-05-19 18:05 Real Madrid Por: Administrador

El Barça también arrolla en la Liga del Juego Limpio



Fede Peris
El FC Barcelona no sólo es el equipo que más puntos ha conseguido en el campeonato de Liga, el que más goles ha marcado, el que cuenta con el pichichi y el mejor tridente. Además de por su envidiable juego colectivo y la enorme e inigualable calidad de sus individualidades, el FC Barcelona ha destacado también, como ya viene siendo habitual siempre en los últimos años, por su deportividad. El Barça ha ganado la Liga con su fútbol y dando además lecciones a los demás de buenos modales sobre el terreno de juego, respondiendo así a los valores que adornan a la filosofía del club.

El Madrid, siempre segundo... o ganador moral

El Barça es el campeón del Juego Limpio por sexto año consecutivo, lo que prueba que su deportividad y buenas maneras sobre el terreno de juego no son flor de un día, sino el resultado de una filosofía que sus jugadores siguen a pies juntillas. Se hace imposible imaginar en el Barça por ejemplo acciones como la tristemente recordada de Pepe sobre Casquero, a quien intentó descuartizar sobre un terreno de juego. Curiosamente, el Real Madrid se ha clasificado en segunda posición en este ranking (el lugar que parece corresponderle en todo en los últimos años), y sorprende, porque teniendo a Pepe en su alineación, resulta sintomático que los árbitros le traten con una condescendencia que roza el servilismo. Ni tarjetas por su dureza desmedida, ni tarjetas por sus protestas continuas, ni tarjetas por sus simulaciones constantes. Son cosas que pasan, han pasado y seguirán pasando en la Liga BBVA. Gracias a este trato de favor el Real Madrid, habitualmente muy alejado de los lugares de honor en la clasificación del Juego Limpio, este año ha podido aproximarse un poco más al Barça, lo que no deja de ser una buena noticia, que el Real Madrid apueste por el fútbol y no por sus tradicionales brusquedades. En 38 jornadas el Barça ha visto 66 tarjetas amarillas y una roja. Es decir, una amarilla cada 1,7 partidos y una roja cada 38 encuentros. El segundo clasificado, el Real Madrid, ha visto más amarillas y más rojas: 68 y 5. Aún así se ha visto muy favorecido por la condescendencia arbitral.  
 

Deja tu Comentario