2013-01-16 23:01 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça tendrá que ir a Málaga a ganar (2-2)



¿Será que este año no toca Copa? ¿Será que lo que interesa es la Liga y la Champions League? El Barcelona se ha dejado sorprender en el primero de los encuentros de la eliminatoria de cuartos de final que le enfrenta al Málaga. Empezó marcando el Málaga aprovechando un error de Thiago. Respondió Messi con un gol de bandera en plan yo me lo guiso, yo me lo como. Remató la faena Puyol poco después con un gran testarazo y cuando el púbico esperaba el tercero, el de la tranquilidad, llegó el jarro de agua fría malagueño en las postrimerías del partido.

El Barça no se ha tomado el partido con la seriedad que requería. La cómoda victoria en La Rosaleda tres días atrás, las palabras de Demichelis ("entraban ganas de aplaudirles en el mismo césped") y la sensación de superioridad que mostró en todo momento el Barça en el partido liguero ha generado un estado de confianza del que el equipo de Pellegrini se ha aprovechado. Empezando por la alineación titular sin Valdés, pero además sin Alves, Jordi Alba, Piqué, Busquets, Xavi, Cesc y Pedro. ¡Siete campeones de Europa con La Roja en el banquillo! Demasiadas ausencias juntas. Cierto, estaba Messi. Y valió la pena pagar la entrada para ver su golazo, pero el Barça no acabó en ningún momento de cogerle el ritmo al partido, de imprimirle esa intensidad que dan el toque y la presión tan característicos en su juego.



El árbitro se encargó de amenizar la velada con absurdas decisiones, como la de enseñarle tarjeta amarilla a Messi por protestar un fuera de juego o a Alexis por ser derribado en el área. No sólo no pita penalti sino que además se las carga la víctima. Nada nuevo tampoco cuando se trata de arbitrar al Barça.

La nota preocupante del partido la ha dado Alexis, que sigue desacertado, especialmente de cara al gol. Necesita un parón y empezar de nuevo. No está fino, todo le sale mal y contagia su desconfianza al público. Una pena. Hoy ha desaprovechado tres claras oportunidades de gol. Tito, que se lo veía venir, ha decidido poner en juego en los últimos minutos a Pedro, Xavi y Cesc. Pero ya era tarde para enderezar el juego del equipo. Llegó el gol del Málaga y la necesidad de ganar de nuevo en La Rosaleda. Tampoco hay que ponerse nerviosos. Basta con un 0-1, y hace apenas tres días, con el equipo titular, el Barça volvió de Málaga con un 1-3. Así que sólo falta esperar que lo repitan y que nos permitan asistir a un nuevo duelo copero con el Real Madrid.

 



 
//

Deja tu Comentario