2012-05-12 10:05 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça tiene al mejor delante y atrás



Y los números sonríen a Leo Messi y Víctor Valdés. El pasado año sonaron las campanas del madridismo más rancio porque el Real Madrid ganó la Copa y Cristiano Ronaldo el pichichi rompiendo todos los récords. Eso entonces era tanto como la Liga y la Champions conseguida por el Barcelona.

Este año el Madrid no ha ganado Liga y Champions. Se ha tenido que conformar con la Liga -y necesitando ayudas arbitrales- y nada más. El Barça, que ya acumula tres títulos este año, está en disposición de lograr el cuarto, la Copa que tan importante era el pasado año, y además presume de un Leo Messi que ha destrozado los récords que a su vez había batido Cristiano Ronaldo el pasado año. De momento lleva 50 goles, que pueden ser más si anota en Sevilla. Cristiano Ronaldo debería marcar como mínimo 5 goles frente al Mallorca para igualarle siempre y cuando Leo no anote.



Messi consigue una cifra de leyenda, histórica, que será muy difícil de batir. Y lo ha logrado con menos partidos jugados  y menos penaltis lanzados que Cristiano Ronaldo. Leo ha reafirmado su reinado en el fútbol mundial con goles de todos los colores y todas las facturas que han dado la vuelta al mundo y que sin duda le llevarán a conseguir su cuarto Balón de Oro consecutivo, por mucho que desde Madrid se empeñen en hacer ruido para evitarlo y colocar en el lugar que no le corresponde a un Cristiano Ronaldo más conocido en el mundo por sus chulerías, sus gestos, su prepotencia y su mal perder y mal ganar que por su juego. En Madrid se lo consienten todo. Pero fuera del Bernabéu cae mal. Y tiene la oportunidad de confirmarlo en todos sus desplazamientos. Su sola presencia ya genera rechazo y suele ser habitual que le griten "¡Messi, Messi!" para descentrarle. Algo que no sucede con el argentino.  Al número uno no se le ofende mentándole al dos.

Por su parte, Víctor Valdés vuelve a recibir el reconocimiento a su valía con su quinto trofeo Zamora, que será el cuarto conseguido de manera consecutiva. Y lo ha logrado en un año difícil, con muchas lesiones en su defensa (Abidal, Alves, Puyol, Piqué, Adriano...) que han obligado a Guardiola a recurrir de forma definitiva a Mascherano como parche de emergencia. Pese a todos estos inconvenientes y a que le han pitado más penaltis en contra que a su máximo competidor, Iker Casillas, se planta en la última jornada de Liga para defender su Zamora. Valdés ha encajado 26 goles en 34 partidos y Casillas 30 tantos en 36. Para que la clasificación del Zamora dé un vuelco, el Betis tendría que meterle por lo menos cuatro goles al Barça mientras el Mallorca se queda a cero en el Bernabéu. Una misión imposible,

Se cierra la Liga hoy en Sevilla con un Barça que, para varíar, no ha sido campeón, pero con la constatación de que el mejor delantero y el mejor portero visten de blaugrana.




Deja tu Comentario