2013-01-18 19:01 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça ve la mano "blanca" de Ginés Carvajal detrás de Valdés



Víctor Valdés ha sido siempre un personaje conflictivo en el Barça. Desde el mismo debut. Louis Van Gaal le hizo debutar, encadenó tres partidos desafortunados cuando apenas tenía 22 años y el técnico holandés le devolvió al filial para que no se quemara en el primer equipo. A Valdés le sentó fatal la decisión de su técnico, no quería jugar en Segunda B y desapareció durante tres días, no acudió a los entrenamientos y estuvo muy cerca de ser expulsado del club. Van Gaal tuvo que interceder entonces por él después de verse obligado a pedir perdón públicamente a la afición.

Luego, en el primer equipo, se las ha tenido con varios compañeros. Especialmente sonada fue su pelea con Deco. En 2008 fue denunciado por agredir a un espectador en el cine defendiendo a la chica que le acompañaba, que había encendido un cigarrillo en el local. Recientemente apareció en una revista posando con su pareja para una sesión de fotos de alto contenido erótico al más puro estilo de lo que suele ser habitual en los jugadores del Real Madrid.



En su última renovación por el FC Barcelona se mostró intransigente en el apartado económico, hasta el punto de que Txiki Begiristain desistió de seguir negociando y anunció públicamente que las conversaciones se daban por acabadas y que el Barcelona se ponía a la búsqueda de un portero. El jugador tuvo que dar marcha atrás y aceptar lo que le habían ofrecido.

Ahora ha vuelto a dar la nota con el anuncio de su marcha con año y medio de antelación. Su decisión ha causado hondo malestar en los despachos del club. Se respeta su postura, pero también se considera que no era necesario anunciarla ahora, cuando el equipo se encuentra enfrascado en la lucha por tres títulos y el tema puede generar  discordia, tanto en el vestuario como en la grada. La directiva hubiera preferido que su representante hubiera informado de la decisión de Valdés y que el tema hubiera quedado ahí al menos hasta final de temporada. Pero Ginés Carvajal, el mismo que lleva a Raúl, que llevó a Casillas y que mantiene fuertes vínculos con el Real Madrid, puso especial interés en hacerlo público con una actitud que en la directiva blaugrana se entiende como interés por desestabilizar al Barça.

La directiva está dolida con Valdés porque siempre se le ha respetado, incluso se le ha puesto un portero suplente no competitivo para que su titularidad fuera incuestionable. No se entiende que quiera equipararse a Iniesta, Xavi y Puyol cuando su cotización no es la misma, y el dato lo refrenda que su presencia en los grandes galardones individuales de carácter internacional no es comparable a la de los otros tres. Se cree que se ha dejado influenciar por Ginés Carvajal, que le ha incitado a generar un incendio en una situación que podía haberse resuelto desde el silencio, con calma y de forma ventajosa para todas las partes.



La indignación es tal, que no existe ninguna posibilidad de que el club acepte ahora un cambio de opinión del futbolista.


Deja tu Comentario