2012-08-24 10:08 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça vuelve a darle un baño "de cantera" al Madrid



Tito Vilanova decidió dejar a Jordi Alba y a Puyol en el banquillo de inicio, pero aun así fueron siete los jugadores formados en La Masía los que saltaron al campo para comenzar el encuentro: Valdés, Piqué, Busquets, Pedro, Xavi, Iniesta y Messi.

Por contra, el Real Madrid comenzó el partido con seis españoles, dos de ellos por obligación (Albiol por Pepe y Callejón por Di María), ya que entraban en el once para sustituir a dos titulares con problemas físicos. Además, de Casillas, Arbeloa, Ramos, Albiol, Xabi Alonso y Callejón, sólo tres -el portero, el lateral derecho y el extremo derecho- han sido criados en la cantera madridista.



Conforme fue avanzando el partido, Mourinho tiró de más potencial extranjero para tratar de parar el vendaval azulgrana que se le venía encima. En la segunda parte decidió prescindir de Callejón para meter al argentino Di María y también sacó a Marecelo y a Higuaín. Ni rastro de la cantera. El Barça, sin embargo, terminó el partido con un canterano más de los que habían empezado. Tello, Cesc y Jordi Alba, tres hombres formados en las categorías inferiores culés, sustituyeron a, Alexis, Xavi y Pedro.

En total, el Barça utilizó ayer a diez hombres formados en La Masía, sin contar con que jugadores como Puyol o Thiago no disputaron ni un minuto del partido. Clásico tras Clásico, el equipo azulgrana deja en evidencia al Real Madrid en lo que a política de formación se refiere y además con doble lectura, ya que los blancos se han gastado cientos de millones en las últimas temporadas para ganarle únicamente dos títulos a los culés, que siguen siendo mejores y sacando savia nueva de sus equipos filiales. Una vez más, la filosofía del Barça ha superado a la del Madrid a ojos del mundo entero.


Deja tu Comentario