2015-04-22 11:04 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça y Guardiola cierran el pico a los buitres carroñeros



Pedro Riaño

Es lo que hay. Jose Mourinho, eliminado por una "banda" en octavos de final de la Champions League. Su Chelsea, fuera de Europa ajusticiado por un equipillo que se ha llevado un 5-1 del Barça. El PSG apeó de Europa al Chelsea. Y el Barça ha puesto en evidencia a ese "Special One" que si antes celebraba las semifinales como triunfos, ahora ya ni alcanza los cuartos de final. Y los adoradores de Mourinho, también conocidos como pelotaris y profesionales de babeo, son precisamente los mismos que abrieron sus informativos hace apenas una semana relamiéndose por el olor a sangre que llegaba de Múnich. Olor a sangre de Pep Guardiola. Olor a fracaso convertido ahora en pura frustración de los mismos que revoleteaban el espacio esperando descubrir el cadáver del entrenador del Bayern.



Tan importante era para ellos el fracaso de Pep Guardiola que hasta antepusieron la derrota del Bayern en Oporto por 3-1 a la victoria por 1-3 de un equipo español (¿sí, español?), el Barça, en París ante el PSG. La derrota de Guardiola y la posibilidad de que fuera despedido iluminó sus rostros y sus informaciones. Pura búsqueda de carroña ejerciendo el papel de buitres.  Y van a tener que dejarlo para mejor ocasión. El Bayern está en semifinales de la Champions League por la puerta grande. Y Guardiola, una vez más, está en donde no está el bien amado Mourinho, que encadena fracaso tras fracaso desde que dejó el Inter, repartiendo sus desastres entre el Real Madrid y el Inter. Ahí es donde les duele.

Pero tendrán que tragar. Mientras el Madrid tiene que ganarse una plaza entre los cuatro mejores de Europa, los enemigos de siempre, el Barça y Guardiola, esperan con los deberes hechos. Es el triunfo de un estilo, del gusto por el fútbol, del respeto por el arte y por el balón. Pasan los años y Guardiola y el Barça, la misma filosofía, siguen triunfando en Europa. El del patadón, el de la provocación, el de la grosería, lo ve por la tele porque el fútbol actual no le admite entre los grandes, no tiene cabida entre la elite. Mourinho ya es historia. Tuvo su momento de gloria aprovechándose de una coyuntura que le fue favorable, pero ya es historia. Ni está ni se le espera en las grandes citas a las que acuden los mejores. Antes caía en las semifinales. Ahora ni eso. Aunque los buitres callen... ¡Eso sí que es un fracaso!

El triunfo del Barça, tal y como se ha producido, y el contundente 6-1 del Bayern pone las cosas en su sitio y nos reconcilian con el fútbol. Dice Guardiola que sus equipos necesitan jugar bien para ganar. Y afortunadamente, el fútbol tiene su punto de justicia que premia a los buenos y castiga a los malos. Y entre los malos, naturalmente, está Mourinho, que ya no mete dedos en el ojo del rival, pero envía a su lacayo a hacer el ridículo ante los banquillos contrarios para recordar al mundo que, aunque gane, no sabe ganar.



Hoy ha sido una gran jornada para el fútbol. Quien bien lo quiere ha recibido su justo premio. El Barça y Guardiola han cerrado el pico a los buitres carroñeros que revoloteaban esperando ver sus cadáveres. Una vez más, se han quedado con las ganas. Les han vuelto a cerrar el pico.

 


Deja tu Comentario