2014-04-23 22:04 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça y Messi ya están de acuerdo para renovar



Joan Tubau

Leo Messi ha dejado de ser tema de preocupación para la directiva barcelonista después del acuerdo alcanzado para mejorar el contrato que le liga al FC Barcelona. En las últimas semanas habían surgido rumores, especialmente desde Madrid, en torno al interés de la directiva del Barça por deshacerse de Leo y en torno a la buena predisposición del PSG a poner 250 millones de euros sobre la mesa y llevarse el jugador.



El PSG tiene interés en Messi, como lo tienen todos los clubs del mundo, incluido el Real Madrid, que intentó cazarlo este verano uniendo fuerzas con Adidas. Otra cosa es que el Barça acepte su venta, que el club que esté interesado pueda pagarlo y, lo que es más importante, que Messi quiera irse. Y ahí es donde falla la argumentación de los vendedores de humo. En ningún momento Messi se ha planteado la posibilidad de dejar el FC Barcelona ni la ciduad de Barcelona para cambiarla por otra.

Los obstáculos que han frenado el acuerdo hasta ahora se basaban en los derechos de imagen, a los que no esta dispuesto a renunciar Leo Messi. El FC Barcelona finalmente ha aceptado renunciar al 100% de ese beneficio comercial que recibirá Messi agrandando su leyenda con la camiseta del FC Barcelona. El otro inconveniente ha sido la diferencia entre el fijo y el variable. El Barcelona pretendía que Messi alcanzara cifras espectaculares en su contrato siempre y cuando estuvieran de acuerdo con su rendimiento y los títulos obtenidos. Finalmente ha tenido que claudicar en su objetivo de un correcto salario fijo y un multimillonario variable, incrementando los ingresos fijos respecto a los variables. Es decir, Messi será el mejor pagado del mundo tanto si el Barça lo gana todo como si no gana nada. Bartomeu ha tenido que claudicar en este punto. La cuestión es que el acuerdo es total. Ni el Barcelona ha pensado nunca en traspasarle ni Messi en cambiar su residencia ni el Camp Nou por otro estadio. Estaban condenados a entenderse y se han entendido. Ahora sólo hace falta oficializar el acuerdo. Una vez aterrizado el padre de Leo en Barcelona a final de semana, se buscará una fecha estratégicamente interesante para anunciarlo al mundo. Lo que es seguro es que se anunciará antes de que acabe la Liga y Messi marche con Argentina a disputar el Mundial.


 

Deja tu Comentario