2011-04-08 23:04 FC Barcelona Por: Administrador

El Barcelona B exhibe su rodillo (4-0)





El catalán supera así a Geijo (22) que lo intentó pero no pudo hacer nada para evitar la victoria azulgrana en el Mini. El Barcelona B es, de momento, tercero en la clasificación de Segunda.

El Granada controló al filial al principio del choque pero pronto la balanza se fue decantando hacia el lado culé. Pese al dominio azulgrana, una jugada polémica pudo cambiarlo todo. Nolito, dentro del área, detuvo con las manos un lanzamiento de falta de Dani Benítez en el minuto 6. El árbitro decidió no pitar penalti. El meta del Granada, Roberto, se lució en varias ocasiones ante la avalancha azulgrana. Pero Marc Bartra puso el 1-0 en el 16. Tras un excelente pase desde la banda izquierda de Dos Santos, Nolito le puso el balón al central, que superó de cabeza al portero con un remate cruzado. Era su primer tanto en esta temporada.

El Barcelona B estaba crecido y aplicaba su exitosa receta de control, toque y posesión. Desquició al Granada, que ya había visto en el minuto 28 cuatro amarillas. Además, su técnico, Fabri, había sido expulsado. Un penalti, otro, no señalado de Bartra sobre Geijo fue lo que acabó con la paciencia del conjunto andaluz.

Pero Prieto Iglesias aún daría más sorpresas al Granada. El colegiado navarro expulsó a Siqueria en el minuto 34 por unas manos dentro del área y pitó penalti a favor del Barcelona. El delantero Jonathan Soriano fue el encargado de ejecutar la pena máxima, aunque Roberto Fernández leyó bien el tiro del catalán. La tensión del partido era elevada. El juego era ahora un correcalles y el Barça B perdió parte de su seguridad inicial. El delantero Orellana aprovechó el bajón culé para dar un susto a Masip en el minuto 38. El portero vio como el disparo cruzado y raso del chileno se estrelló en el palo derecho. Sin embargo, justo antes del descanso Jonathan Soriano dibujó un nuevo partido con el 2-0. De cabeza y tras un pase de Dos Santos dio oxígeno al conjunto de Luis Enrique. Una maniobra de pizarra. Con 45 minutos por delante y un futbolista menos el Granada tenía que enfrentarse a un escenario complicado en el Mini Estadi.

El partido, en la reanudación, perdió el ritmo de la primera partes. Con diez, el conjunto andaluz no podía hacer mucho frente al Barcelona B que se sentía otra vez muy cómodo en su estadio. Y llegó el tercero y la sentencia en el 69. De nuevo fue Jonathan Soriano, ahora máximo goleador de Segunda, al regatear al meta del Granada. Sergi Roberto hundió definitivamente al Granada. El centrocampista puso de cabeza el cuarto en el 80 tras un pase excepcional de Víctor Vázquez que sorprendió a la defensa. El Barcelona dominó claramente el encuentro a raíz de la expulsión y sigue su escalada en la clasificación de Segunda.

 



madrid-barcelona.com/EFE


Deja tu Comentario