2012-02-09 23:02 Real Madrid Por: Administrador

El Barcelona no ensuciará el Santiago Bernabéu



La idea principal de la directiva blanca es evitar que el eterno rival pueda celebrar una hipotética victoria en el césped de su estadio. Los madridistas no quieren repetir la historia de 1997, cuando Fútbol Club Barcelona y Real Betis disputaron la final en el estadio madridista,  acabando esta con triunfo culé por 3-2 y con la consiguiente celebración de los azulgranas en el santuario blanco. Por aquel entonces, el presidente culé Joan Gaspart fue el primero que intento ensuciar con su imagen el Bernabéu, algo que logró con creces, y que la actual directiva no está dispuesta a consentir.

El Barcelona no puede sacar ahora pecho y revindicar algo que ellos también impidieron al Real Madrid. Corría la temporada 2003-2004 cuando los madridistas se plantaron en la final de la Copa del Rey contra el Real Zaragoza. El mejor escenario para la final se vislumbraba como el Camp Nou, pero la entonces directiva azulgrana impidió de todas las maneras que esta final se celebrara en su estadio, lo que produjo que el choque se tuviera que disputar en el Estadio Olímpico de Montjuic que cuenta con la mitad de aforo que el estadio azulgrana.



Una de las razones que ha alegado el Real Madrid es que para finales de mayo, con la liga ya terminada, el Real Madrid acondicionará su estadio para que este siga mejorando y siga siendo una referencia mundial. Se acondicionarán 190 baños y 20.000 asientos en la tribuna. Un hecho que no puede esperar más.

Otro de los puntos que no gusta en el madridismo es que las dos aficiones que han llegado a la final propugnan la idea del independentismo español y el antimadridismo en sus valores, y repetir la escena protagonizada hace tres años en el estadio de Mestalla pitando el himno nacional y al Rey no gusta en la casa blanca. La directiva blanca no quiere que se repitan aquellos actos incívicos que mancharon el fútbol español y que dejaron una imagen un tanto dispersa de la realidad.

Muchas son las voces de los protagonistas que ya han apuntado que quieren jugar en el feudo blanco la final, como Ander Herrera, futbolista del Athletic que dejó ya su impresión al término de la vuelta de las semifinales con el Mirandés: "Quiero jugar la final en el Bernabéu", pero parece que no se concederán sus sueños, y otros  personajes de la directiva culé no se han atrevido ni a pronunciar el nombre del Bernabéu en vano.



La Real Federación de Fútbol Español cuenta con la rotunda negativa del club madridista, por lo que tendrá que buscar otras alternativas. Así, el estadio de La Cartuja de Sevilla, Mestalla en Valencia o el propio Camp Nou son las alternativas.


Deja tu Comentario