2013-07-24 20:07 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça B y C da la cara ante un Bayern que ya no es tan fiero (2-0)



Pau Soria

El SúperBayern de Pep Guardiola  ha ganado por 2-0 a un Barça sin rodaje, con un once titular de circunstancias, en el que sólo Messi es titular indiscutible. El conjunto bávaro no asustó como se preveía de antemano y estuvo muy lejos de ser aquella formación poderosa de Jupp Heynckes que aplastó literalmente al FC Barcelona de verdad.  Y es que lo de esta tarde no era el Barça de verdad, sino un sucedaneo.



Con mucha muchos más días de preparación durante la pretemporada y ocho partidos más disputados -de hecho el Barça se estrenaba esta tarde-, el equipo alemán tan sólo pudo anotar dos goles a un cuadro azulgrana que ha sufrido demasiadas emociones esta semana. Y es que más allá del retraso del autobús en su llegada al estadio, los futbolistas han tenido que sobreponerse a la difícil situación tras el adiós de Tito Vilanova, que tuvo que abandonar el cargo por enfermedad.

Sin entrenador y con los ánimos por los suelos, los jugadores dieron la cara en el Allianz Arena ante el vigente campeón de la Bundesliga, la Champions League y la copa alemana. En la primera parte, con los suplentes. En la segunda, con el filial en pleno frente a una mezcla de suplentes y titulares del actual campeón de la Champions League, la Bundesliga y la Copa alemana.

Incluso Messi pudo adelantar al Barcelona en su primera llegada, a los treinta segundos de juego. A partir de entonces, el Bayern controló el centro del campo y dio muestras de un mejor estado físico. Ribéry hizo mucho daño en banda izquierda ante un Martín Montoya que no supo frenarle y que acusó los primeros minutos de competición midiéndose a un crack mundial. El Bayern tuvo ocasiones claras para marcar, pero Pinto y la mala puntería de los delanteros alemanes evitaron la debacle de un Barça que rerspondió con un poste en un rechace de Rafinha y dos clarísimas ocasiones de gol de Tello y Sergi Roberto que salieron fuera por poco. La lucha era desigual, tanto por la identidad de los protagonistas como por el estado físico en el que se encuentran, pero el Barça dio la cara en todo momento. No mereció ganar por lo que se vio en el terreno de juego, pero dadas las circunstancias, hay que valorar este 2-0 que nada tiene que ver con la paliza que se preveía de antemano. De igual a igual el Bayern de Heynckes ganó aquí hace tres meses por 4-0 al Barcelona. De infinitamente superior a inferior, sólo lo ha hecho por 2-0. Algo hemos ganado. O algo ha perdido el Bayern.



Tampoco Marc Bartra, llamado a ser el futuro central del Barça, cuajó un gran primer tiempo, ya que las imprecisiones se sucedieron en el eje de la zaga. Sin embargo, los catalanes superaron todas las adversidades posibles para caer con todos los honores en el feudo bávaro. Un gol de cabeza del capitán Lahm dio ventaja a los locales en el primer cuarto de hora de juego.

Una pachanga en el segundo tiempo

En la reanudación, Jordi Roura y Rubi apostaron por cambiar a los once jugadores de inicio. De este modo, entraron Oier, Kiko, Planas, Sergi Gómez, Patric, Ilie, Espinosa, Quintillà, Nieto, Joan Román y Dongou, jugando el Barça con once futbolistas del filial en el estadio del Bayern de Múnich.

Los jugadores de Pep Guardiola se relajaron en el césped y no pisaron el acelerador, mostrando así que la filosofía de presión del míster de Santpedor aún no ha calado en la plantilla muniquesa. 

Mandzukic maquilló el resultado para el Bayern de Múnich marcando el segundo gol a pocos minutos de final. El croata, a bocajarro, batió a Oier para colocar el definitivo 2-0 en el luminoso. Al final, el Barça cayó dignamente ante el Bayern de Pep Guardiola, que gustó menos de lo esperado. Al Tata Martino, mientras tanto, le queda mucho trabajo en Can Barça, especialmente en el aspecto anímico. La mejoría física llegará sola a base de entrenamientos y más partidos. Los entrenamientos y partidos que tenía de más un Bayern que está preparado y a punto para iniciar la Bundesliga.

Por cierto, Thiago Alcántara aportó muy poco al juego del Bayern. Quien sabe si al final acabará teniendo menos minutos que en el Barcelona. Por lo visto hoy, tiene que mejorar mucho.

 

 
//

Deja tu Comentario