Carlos Muñiz
 
El estudio alemán GPM Architekten y los estudios L35 y Ribas serán los encargados de llevar adelante las obras de remodelación y modernización del estadio Santiago Bernabéu. Se trata de un proyecto espectacular en el que el Real Madrid no reparará en gastos para convertir su estadio en el mejor del mundo. Aún así, sorprende que su presupuesto, 400 millones de euros, sea 300 millones más barato de lo que el Barcelona piensa invertir en arreglar su estadio. Después de los chanchullos que han salido a la luz en el fichaje de Neymar, las obras del Camp Nou parecen estar también bajo sospecha.
 
Está previsto que las obras comiencen en el próximo mes de mayo y que finalicen a primeros de 2017. Según explica hoy El Confidencial, la financiación de los 400 millones se realizará con la aportación de una marca que dará nombre al recinto como segundo apellido (50 millones al año) y con la emisión de bonos a través de fondos norteamericanos.
 
El nuevo Bernabéu estará completamente cubierto por un techo retráctil. Habrá nuevos palcos y se creará una zona comercial en La Castellana, en donde también se construirá un hotel en una zona que en la actualidad está habilitada para aparcamiento. Está previsto que las oficinas se desplacen a Valdebebas para ganar espacio en el recinto. También desaparecerá el actual centro comercial La Esquina.
 
La capacidad del Bernabéu se verá ampliada en una cifra que va de 5.000 a 7.000 plazas más.