2013-09-29 20:09 Real Madrid Por: Administrador

El Bernabéu decide: Morata, sí; Benzema, no



El Bernabéu ha elegido nuevo símbolo. Los minutos que jugó ayer Álvaro Morata le han servido para hacerse ya un hueco en los corazones de los asistentes al coliseo blanco. Morata dispuso de las mejores ocasiones y fue el único que creó peligro real sobre la meta defendida por Courtois. Si hubo pitos en su salida no fue por él, sino porque Ancelotti decidió dar sacar a Isco y no a Benzema.

Precisamente es Karim el que sale más damnificado del derbi de ayer. El francés la vio cuadrada y su afición ya ha perdido la paciencia con él. Los gritos a favro de Morata en los minutos finales y las constantes pitadas que sufrió el galo hablan muy claro de la postura del respetable.



Ha nacido un nuevo ídolo, sí. Pero también una oveja negra.


Deja tu Comentario