2012-01-29 09:01 FC Barcelona Por: Administrador

El Bernabéu le pide a Pepe que mate



Leído hoy en diario As: "Tras insultar reiteradamente a algunos futbolistas del Barcelona, como Messi o Alves y contra Guardiola, los inquilinos del Fondo Sur comenzaron a gritar "Pepe, mátalos". Y en Marca: "Lo más lamentable durante el partido fueron los cánticos contra Guardiola y el "Pepe mátalo" que se coreó desde el fondo sur en algunos lances del encuentro. Los ultras jalearon al portugués tras su pisotón a Messi en la ida del Clásico de Copa en el Bernabéu".

El diario Marca se escandalizaba el otro día porque el Camp Nou coreó el adjetivo de "asesino, asesino" dedicado a Pepe por el polémico pisotón a Messi que ha quedado impune sin nadie que se digne a castigarlo. Ante tamaña barbaridad, la afición del Barça optó por rebelarse contra la injusticia y recurriendo al derecho al pataleo la tomó con el jugador. Por lo visto, en Madrid tienen la piel muy fina y entendieron que los gritos salidos del graderío del Camp Nou eran de mal gusto, por lo que pedían la intervención de una instancia superior para poner orden.



Sin embargo, cuando desde el Bernabéu se vociferan insultos contra el Barça, sus representantes, las novias de sus representantes, sus aficionados o Catalunya, parece ahí no hay indicios de que se produzca algo censurable. Si sus propios aficionados, los que le disfrutan, le tratan como a un asesino, qué no se podrá esperar de las aficiones que lo sufren. ¿Ahora ya no hay que pedir la intervención de los Antidisturbios para acabar con los gritos de "Pepe, mátalos"? ¿O no hay que exagerar porque estamos ante un entrañable canto repleto de cariño y amor? Además, sin ir más lejos, durante el Real Madrid-Zaragoza, sin estar por medio el Barça, los aficionados blancos gritaron a coro -y se pudo oír a través del televisor-: "Messi, Messi, Messi, subnormal", "Guardiola, maricón", "Alves, hijo de puta"... Todo ello muy edificante, sí señor.

Luego, claro está, ante unas instrucciones tan precisas, no es extraño que luego Pepe salga a jugar los partidos con cierta confusión sobre lo que debe hacer en el campo.


Deja tu Comentario