2012-09-18 11:09 Real Madrid Por: Administrador

El Bernabéu quiere recuperar a su equipo ante el City (20:45h.)



Y para ello habrá que empezar de la mejor forma ante uno de los aspirantes, el Manchester City. La emergente amenaza 'Citizen', el club convertido en grande de Europa a base de talonario. Por fin logró el vecino del United imponerse en la Premier el año pasado. Hasta ahora había tenido una plantilla con grandes jugadores a la que le sucedía lo que a muchas cuando son construidas a base de "robar" estrellas de aquí y allá por dinero; Había calidad, jugadores, pero no equipo. Poco a poco se ha ido limando todo ello hasta formar una escuadra temible que quiere borrar lo sucedido en la pasada edición del torneo Continental, en el que partía como alternativa y terminó cayendo a las primeras de cambio.

No es precisamente un buen 'sparring' este City que visita hoy el Bernabéu para un Madrid con dudas tras un comienzo de temporada sorprendente, a la par que desconcertante. Aquel equipo rapidísimo, vertical, que goleaba partido tras partido y cuya ambición no tenía límites se mostró apenas media parte ante el Barça en la Supercopa y después nada más se supo; Derrotas en Getafe y Sevilla han encendido todas las alarmas. La tristeza de Cristiano Ronaldo y las críticas de Mou, autoinculpándose por "no haber sabido crear un equipo de cabezas comprometidas" flotarán esta noche en el ambiente, con un público que espera la mejor versión de su equipo para no tener que empezar a mostrar seriamente su descontento sólo un mes después de haber comenzado la temporada.



Y no hay nada que no invite a pensar que esta noche no se verá una versión real de este Madrid con un tremendo potencial, dado que desde que comenzó el curso todo huele a que será una campaña con los dos ojos puestos en Champions y mirando de reojo a todo lo demás. Por eso y porque hace falta demostrar que el equipo está, es por lo que el City debería temer más que nunca a un rival herido que sabe como nadie resurgir en mágicas noches europeas bajo el calor de su estadio. 

En lo estrictamente deportivo, Mourinho hará cambios para reactivar los ánimos y el hambre tras el desastre del Pizjuán. Modric tiene todas las papeletas para sustituir a un Özil irreconocible hasta ahora en lo que llevamos de temporada. Benzema podría tener su oportunidad tras el errante partido de Higuaín en Sevilla y quizá hombres como Essien, que podría debutar, o Callejón, puedan tener su hueco. Tampoco habrá revolución total, no se engañen; Los jugadores de primera línea son los que se han metido en el lío y a ellos les toca salir. O eso es lo que quiere hacerles ver Mourinho. En cualquier caso, cuando ambos equipos salten al césped todo se olvidará y tocará empezar a disfrutar de una nueva edición apasionante del mejor torneo de clubes del mundo.


Deja tu Comentario