2012-03-04 22:03 FC Barcelona Por: Administrador

El Bernabéu sufre barcelonitis



Ante un Espanyol rendido de antemano, como ya se esperaba, el Real Madrid ha vuelto a golear y sus aficionados, en lugar de disfrutar con el espectáculo de sus chicos, ha preferido dedicarse a insultar al Barça y a Catalunya. Lo de siempre: "Puta Barça, puta Catalunya", "Ser del Barça es ser un subnormal" (¿qué tendrá que ver con el fútbol el colectivo de disminuidos psíquicos?) o el canto del himno del Barça acabando con el consabido "mierda, mierda, mierdaaaaa". Así es el pùblico del Bernabéu. Da la sensación de que se comporta a imagen y semejanza de Mourinho. Curiosamente, en el campo del Barça nadie sabe cómo son las notas ni la letra del himno del Real Madrid y nadie pierde un minuto en cantarlo. Tampoco se acuerda nadie del Real Madrid salvo cuando éste visita el Camp Nou. Es la diferencia entre un club grande que lo gana todo y un club que en los últimos años sólo ha sido el campeón de tirar dinero por la ventana.

Lo cierto es que el Madrid va por delante en la liga con diez puntos de ventaja. Diez puntos que se han cimentado en un campeonato en el que se ha visto favorecido por diez penaltis a favor mientras que a su perseguidor le han dejado de señalar 12. Sólo que la justicia y el equilibrio se hubieran impouesto en este apartado, el aspecto de la clasificación sería ahora otro.



Además, el Madrid ha tenido este año cinco oportunidades para demostrar ante el Barcelona que es superior. Saldo: cero victorias. Tres triunfos del Barcelona y dos empates. Es decir, el Barça sigue muy por delante de un Real Madrid que en su segundo año con Mourinho se muestra más inferior al Barça que el año pasado. En lo de los diez puntos poco puede hacer el Barcelona mientras le escamoteen los penaltis de tres en tres y le vayan señalando al lider faltas dentro del área cuando se han producido fuera. Esa es la verdadera superioridad del Real Madrid, la de los penaltis.

El ciclo del Barça sigue vivo. Y la prueba es que la afición del Bernabéu no consigue ser feliz si no insulta a ese gran rival al que el Madrid es incapaz de ganarle. Y si no pueden con el Barça en el campo, recurramos al insulto.


Deja tu Comentario