2014-10-25 21:10 FC Barcelona Por: Administrador

El Bernabéu supera sus límites de conducta grosera y soez



Fede Peris

El autocar del Real Madrid fue recobido por una masa enfervorecida de aficionados que animaban a sus jugadores al grito de "Puta Barça y puta Catalunya". No es novedad. Ocurre siempre en los últimos años, desde que Florentino Pérez preside ese club. El complejo que les ha generado el Barcelona en los últimos años les obliga a recurrir al insulto hacia el rival para animar a los suyos. Debe ser algo que va ligado con el supuesto señorío del que presume Pérez.



La cuestión es que a los 30 segundos de partido el Bernabéu era un clamor al grito de "Ser del Barça es ser un subnormal". Los insultos que se han proferido a lo largo de todo el partido son irreproducibles. Lo preocupante de este tema es la coordinación y la predisposición de buena parte del estadio a seguir las consignas y unirse a los cánticos. 

El empleo peyorativo del término "subnormal" ya ha provocado alguna denuncia ante la Comisión Antiviolencia, pero a nadie le preocupa el tema. Es una mera anécdota. A este tipo de organismos sólo les interesan estos asuntos cuando se produce alarma social. ¿Y cuándo hay alarma social? Cuando Cristiano Ronaldo es insultado en cualquier campo. Entonces sí, se les pone la piel fina y dicen que no hay derecho a que le traten así. Sin embargo, cuando es el Barça la víctima, son cosas que pasan y que animan el ambiente. Sin más intención que esa. Hoy el Bernabéu se ha superado. Seguramente es lo que pretendía. Ha batido todos los récords de comportamiento soez, grosero y maleducado. Peor que lo de hoy ya es imposible. Pero no pasará nada. Y luego se extrañarán cuando la UEFA les meta un rapapolvo por racismo o conductas xenófobas. 


Deja tu Comentario