2013-06-28 08:06 FC Barcelona Por: Administrador

El beso de Neymar pone en pie de guerra a la prensa madridista



Joan Tubau

Anoche Neymar no hizo un gran partido. No brilló y se limitó a fabricar los dos goles de Brasil. Y eso pone los pelos de punta a más de uno. El aparato de propaganda de Florentino Pérez ha empezado ya la campaña contra Neymar para tratar de neutralizar el efecto positivo que su incorporación al Barça puede producir en el Camp Nou.



Y como muestra un botón. El uruguayo Álvaro González abandona el terreno de juego, pasa por su lado cuando estaba a punto de lanzar un corner y aprovecha para decirle algo. Nada bonito, seguro. Y Neymar le responde con un beso. Suficiente para poner en pie de guerra al ejército mediático radical que Florentino Pérez tiene repartido por los medios para defender su parcela. Por supuesto, la provocación del futbolista uruguayo pasa desapercibida. Lo importante es el gesto del brasileño. En Punto Pelota tuvimos anoche una buena representación de lo que le espera a Neymar en la jungla mediática española. Tomás Roncero dijo: “Neymar se ríe de los rivales cuando va ganando con su beso, sus regates y sus fingimientos”. Alfredo Duro añadió: “En el Barcelona se tienen que plantear toda esta galería de gestos de Neymar. El beso lo ha hecho de forma cobarde, cuando el jugador estaba a diez metros y a la espalda”. Y Manu Sainz concluyó: “Es un mero gesto, pero es verdad que por menos cosas a Cristiano se le ha criminalizado”.

Los que tan dispuestos estuvieron a entender el gesto "valiente" de Mourinho atacando a Tito Vilanova por la espalda y ofendiéndole después diciendo que no sabía quién era ahora se escandalizan con una anécdota como la de anoche en Belho Horizonte.  Ahora resulta que Neymar se ríe de los rivales con sus gestos y regates y Cristiano Ronaldo es todo un caballero cuando se tira en el área, lo protesta todo, les pregunta a los rivales "¿tú quién eres?" o "¿y tú cuánto cobras?" o cuando se señala el muslo o enseña musculitos o señala su nombre o se da golpes en el pecho en un gesto egoista que expresa "qué bueno soy" o hace el gesto de "robar" cuando pierde un partido... Todo eso está muy bien si lo hace Cristiano Ronaldo, pero como alguien del Barça intente -sin conseguirlo- imitarlo, es motivo de consejo de guerra en el particular tribunal de Punto Pelota.

Dicen que en el Barcelona se tienen que plantear acabar con ese repertorio de gestos. Pero en el Real Madrid no. Los gestos de Cristiano Ronaldo son muy deportivos, por supuesto.  El colmo es que hablen de cobardía. ¿Será de valientes meter el dedo en el ojo por la espalda? Y el colofón, asegurar sin ruborizarse que por menos se le ha criminalizado a Cristiano Ronaldo. La realidad es que por mucho más se ha silenciado la conducta antideportiva de un jugador que no entiende el fútbol si no lo adorna con gestos, muchos de ellos antideportivos.



Estamos en lo de siempre, en la doble moral que acompaña a los mariachis mediáticos de Florentino Pérez. Que nadie insulte a Cristiano Ronaldo porque es humano y está en su derecho de responder. No se puede insultar a los futbolistas... A no ser que sean del Barcelona y jueguen en el Bernabéu. Entonces aguantar los insultos entra en su sueldo y, además, lo que se vocifera desde la grada blanca ni siquiera es noticia, quizá porque es lo normal. De esa doble moral cínica que envuelve los razonamientos de la prensa blanca tendrá que cuidarse Neymar. Por un oído me entra y por otro me sale. De lo contrario, lograrán su objetivo. Lo han intentado con Messi sin éxito inventándose historias de ciencia ficción y van a probarlo de nuevo con Neymar confiados en que "el que la sigue, la consigue". Se ha abierto la veda contra Neymar. ¡Barra libre!

 
//

Deja tu Comentario