2011-04-24 15:04 FC Barcelona Por: Administrador

El Betis rompe la racha del filial (0-3)





Con un fútbol más directo y ordenado, se llevaron el premio para alegría de los miles de aficionados que les arroparon. Los pupilos de Pepe Mel vuelven así a casa como máximos realizadores de la categoría con 68 dianas.

Nolito fue una pesadilla para la defensa bética en los primeros compases del choque. Además de provocar una protestada falta dentro del área en el minuto dos, el extremo andaluz dispuso de dos ocasiones más para sorprender a Casto.

El Barcelona B llegaba con facilidad gracias a las jugadas desde el extremo. El Betis, por su parte, tenía problemas para desenvolverse ante la presión catalana.

En el minuto 23 Jonathan Pereira dio el primer aviso. El gallego culminó una contra y remató un balón fortísimo a las manos de Oier. El filial culé dominaba la posesión, pero la mejor ocasión había sido para los verdiblancos.

El Barça tampoco reducía la marcha. Jonathan Soriano, en el 27, aprovechó un error de Dorado y disfrutó de una ocasión clarísima con un tiro cruzado. Pero fue Rubén Castro el que puso el primero para los andaluces en el 41, tras aprovechar un pase de Juanma desde la derecha, que se escapó por velocidad, y dejó vendido a Oier.

Era el momento del Betis, más rápido e incisivo. Mientras los de Luis Enrique esperaban al descanso, los andaluces querían sentenciar al rival.

Y llegó el segundo tanto, un tiro de Jorge Molina después de un centro de Juanma. El balón rebotó en Armando y sorprendió al meta azulgrana justo antes del descanso.

El Barça B no se dejaba intimidar por la intensidad rival en la reanudación. Jonathan estrelló una falta al palo, pero los andaluces tenían la cabeza fría. En el 65 Iriney mató el duelo. Robó el balón en el centro del campo y con un derechazo desde la frontal puso el 0-3. El brasileño se encaró con su entrenador en la celebración.

El resto del encuentro sólo sirvió para que la enorme cantidad de afición del Betis disfrutara de la mañana en la grada del Mini. Los andaluces eran mucho más líderes y habían solventado una salida complicada. Lo único destacable fue un tiro al larguero de Iriney en el 86 y un disparo pegado al palo de Jorge Molina en el tiempo añadido.
EFE


Deja tu Comentario