2011-05-01 21:05 Real Madrid Por: Administrador

El cachondeo "uefo" ya huele



 

Lo que está claro es que tantos enfrentamientos y tan seguidos iban a destapar la caja de los truenos. Mourinho hace bien su papel, pelea y se querella contra las injusticias. Siempre es mucho más sincero esto que no hacer como Guardiola que, dependiendo de cómo le sople el viento, es capaz de decir que Mourinho es el mejor del mundo o de retarle mirando a las cámaras buscando cuál es la de José. Ahí hay una gran diferencia entre ambos. Es la distinción entre el personaje
verdadero del que parece que lo es. Y luego resulta andar con careta.

No hay que ser un lince para reconocer que el primer partido de la semifinal de la Champions fue un bodrio. Horrible por ambas partes hasta que el señorito Stark decidió tomar partido por el equipo visitante. Normalmente, se dice, que el equipo local en Europa juega con una pequeña ventaja porque el árbitro barre para casa. En el Bernabéu Stark no sólo no sacó el cepillo, el de barrer, se entiende, sino que lo que hizo fue cepillarse al Madrid de la forma más extraña que se recuerda. Que el alemán estuviera pitando el partido ya tiene miga. Se había filtrado que sería un portugués el que pitaría el partido y, casualidades de la vida, a última hora la UEFA le limpió



¿Que Guardiola se quejó de ello y por eso lo cambiaron? Hombre, hay que ser muy mal pensado para imaginar eso, ¿no? Llega la vuelta y como Platini, la UEFA y el resto de trincadores quieren echarle más leña al fuego ponen como árbitro a ¡De Bleeckere! ¿Qué quién es este tipo? El mismo que le dio un Óscar a Busquets el pasado curso, cuando Mourinho entrenaba al Inter, expulsando a Motta ¿Casualidades de la vida? ¡Qué va!

Hablando con propiedad, las posibilidades de que el Madrid pueda levantar la eliminatoria en Barcelona son mínimas. Muy pocas. Sin embargo, y ahí es donde Mourinho pone en juego su billetera, el Madrid no puede salir derrotado a Barcelona. Si los blancos quieren hacer constar que fue Stark el que les echó de Europa o que fue De Bleeckere, que también puede liarla si lo ve necesario, no pueden salir a empatar ni a especular. El Madrid se ha hecho grande a lo largo
de su historia saliendo a ganar, a luchar, pelear y jugar desde el minuto uno. Esas tonterías de las estrategias de atacar los últimos 20 minutos quedan para los perdedores y, entiendo, que ni el Madrid como Institución ni Mourinho como entrenador lo son. O eso nos venden, al menos.

Por tanto, si Mourinho manda un mensaje a la gente con su alineación de salir a por el partido no concibo que los blancos no salgan con, al menos, Cristiano, Özil, Di María, y otro delantero. Hay tres para elegir por expreso deseo del entrenador: Adebayor, Benzema o Higuaín. Verlos a todos ellos, además de Kaká, en el banquillo del Bernabéu en el partido de ida fue un sacrilegio ¿Que sólo se puede jugar al Barcelona defendiendo? ¿Hablamos del Racing, el Getafe, el
Móstoles o el Montañeros? No, esto es el Real Madrid. Que la UEFA es lo que es no lo puede discutir nadie. Que técnicamente el Barcelona es mejor, también. Pero que el Madrid regale lo más mínimo antes y durante un partido es un insulto a la afición y a la historia. Si el Barcelona nota que el Madrid se crece ahí puede empezar la remontada. La cabeza es la que manda. Y no me refiero a Platini. O eso creo.

David Jorquera / Defensa Central


Deja tu Comentario