2013-04-29 11:04 FC Barcelona Por: Administrador

El cagómetro se apodera del Bayern Múnich



El golazo que Messi anotó en Bilbao ha causado pavor en las filas del Bayern Múnich. Los alemanes saben que no hay 4-0 que resista a un Messi a ese nivel durante los 90 minutos. Y temen que Iniesta, Xavi y compañía alcancen su mejor versión el próximo miércoles ante el Bayern Múnich. Así hay que entender las declaraciones efectuadas por Franz Beckenbauer al diario Bild: "El Barça intentará remontar como sea y se servirá de todos los medios para conseguirlo, lícitos e ilícitos. Provocará y empleará todas las artimañas posibles. El Barça está herido en su orgullo y se defenderá".

Y añade: "intentarán descentrar a los jugadoreres del Bayern con duelos individuales. Y el Bayern no debe caer en esa trampa. Habrá muchas cabronadas". Efectivamente, habrá muchos duelos individuales que habrá que ganar para darle la vuelta a la eliminatoria. Así es el fútbol, un deporte colectivo en el que se producen duelos individuales. ¿Esperaba otra cosa Beckenbauer? Se entiende el tono de las explicaciones de El Kaiser porque la última vez que el Bayern pisó el Camp Nou, en 2009, se llevó un capazo de cuatro goles. Pero puede estar tranquilo el presidente del Bayern con las "cabronadas". El Barça no recurre a fenómenos paranormales, como el Real Madrid, para ganar sus partidos. Tampoco se dedica a encharcar el terreno de juego, como hizo el Bayern en la ida,  para que el talento de los rivales no pueda alcanzar su máximo esplendor. El Barça sólo juega a fútbol con métodos lícitos, sin artimañas ni provocaciones. Es el rey del juego limpio año tras y no por casualidad.



Pero que Franz Beckenbauer se exprese en esos términos es la mejor señal para el barcelonismo. Indica que tienen miedo y se temen lo peor. Muchas "cabronadas". Por ejemplo, cinco.

 


Deja tu Comentario