2013-03-13 00:03 FC Barcelona Por: Administrador

El Camp Nou fue un clam: "¡Messi, Messi!"



El Camp Nou vistió con sus mejores galas. Cerca de 100.000  personas en la grada luciendo mosaico (4.500 almas silenciosas esta noche eran del Milan), animando sin cesar a su equipo e intimidando al contrario. Todo salió perfecto. Fue el partido soñado. Un gol de inicio, eliminatoria igualada antes del descanso y resolución final a lo grande.

El lema del mosaico ("Somos un equipo") fue entendido por el público. Tal como reclamaba Piqué, los que no tenían fe en este equipo no fueron al campo. Los 94.500 del Barça ahí reunidos estaban firmemente convencidos de que el Barça remontaría. Y además muy felices por los dos goles de Messi. Los goles del crack, los goles que encarrilan el partido y la eliminatoria. Porque Messi, el numero uno mundial indiscutible, apareció cuando más le necesitaba su equipo. Y el Camp Nou se lo reconoció y le premió coreando su nombre. Fueron momentos emotivos que confirman la comunión que existe entre el ídolo y sus admiradores.




Deja tu Comentario