2014-02-15 21:02 FC Barcelona Por: Administrador

El Camp Nou le hace la ola a Messi y al campeón (6-0)



Fede Peris

El Barcelona ha tenido hoy en su estadio uno de los encuentros más plácidos que se recuerdan esta temporada. Enfrente, un rival como el Rayo Vallecano que no ha opuesto resistencia alguna frente a un equipo muy superior al franjirrojo.



Nada más comenzar, un zapatazo de Adriano se cuela por la portería de Rubén en una sangría defensiva que sigue durante los siguientes minutos. El Barça la mima, la tiene, la esconde y Fábregas reparte. En una de ellas un balón bombeado por el mediapunta es recogido por Pedro que remata al palo cuando todo el Camp Nou ya cantaba el segundo tanto.

Poco tarda el Barcelona en volver a crear otra clara ocasión. Esta vez es el otro palo, y vuelve a ser Pedro. El Barcelona está cómodo contra un Rayo totalmente inoperante que crea cero peligro. Pero el equipo blaugrana quería lucirse al completo y, en la mejor ocasión del Rayo por parte de Iago Falque y Bueno se luce de manera esplendorosa Victor Valdés, que despeja el balón a córner.

Y llegó Leo. Arbilla la lía en defensa se la quita Leo y, solo frente a Rubén, la pica para poner en pie al respetable. Es curioso que tras todas las tiangulaciones, jugadas milimetradas, tenga que ser un grave error del defensa rival el que ayude al Barça a liquidar el partido.



Ya en el segundo tiempo, con la losa del 2-0, la hemorragia defensiva del Rayo propicia que Alexis Sánchez ponga el tercero en el marcador. El agujero del Rayo es infernal. Acto seguido Larrivey pudo acortar distancias pero de nuevo el mejor portero del mundo, Victor Valdés sacó a relucir su clase con un paradón.

El Barcelona se gusta y, de nuevo, un jugadón entre Iniesta, Messi y Pedro acaba con gol del canario. El Camp Nou ya estaba en pie pero llegaba la manita acto seguido. Ya con Neymar en el partido, casi un mes después de su lesión en Getafe, Messi pone el quinto en el marcador. El Barcelona se sabe líder y no quiere otra cosa.

La victoria del Atlético de Madrid para nada ha puesto nervioso al equipo del Tata Martino, al revés, a este equipo le gusta rehacerse de las adversidades y desbancar un efímero liderato rojiblanco no era más que un argumento más para salir a comerse al Rayo Vallecano.

Neymar, desde su casa de Brasil prácticamente se va en un quiebro de Tito, levanta la cabeza y con un chut por la escuadra pone el set en blanco. El Camp Nou enloquece, justo cuando más criticaban a la afición y esta ha respondido con crecer en un encuentro contra el penúltimo clasificado.

Al final, tres puntos que se quedan en Barcelona en, aunque parezca raro, un resultado muy corto para los intereses blaugranas que han dispuesto de hasta una docena de ocasiones clarísimas para poder haber doblado la cifra de goles ante un equipo inoperante tanto arriba como en defensa.

 


 

 


Deja tu Comentario