2012-02-15 01:02 FC Barcelona Por: Administrador

El campeón se pasea por Europa (1-3)



Alexis debutaba como titular en la Champions. Era su primer partido en el once inicial en esta competición y ha estado incomensurable. El delantero chileno del Barça ha realizado en Alemania una demostración de juego en todas las facetas: goleador, regateador, combinativo y trabajador. Ha marcado los dos goles del Barcelona, se ha convertido en una pesadilla para los defensas rivales, se ha asociado con Messi y Cesc y ha colaborado en labores defensivas siguiendo a su par el lateral Kadlec.

El atacante chileno representa un fichaje extraordinario. Uno de los mejores foráneos en el aspecto ofensivo de los últimos tiempos si ponemos en el tapete a Hleb o Ibrahimovic. En el mismo saco estaría Cesc. El centrocampista ofrece una aportación impresionante. El ex del Arsenal es una máquina a destajo. Contra el Bayer ha sido el futbolista que más balones ha tocado en el partido, el más participativo y el autor del pase a Alexis en el segundo gol del Barcelona.



El pase del primer tanto ha sido obra de Messi. Un toque sensacional que habilitó al chileno la posibilidad de marcar. El argentino dio el pase del gol que abrió el marcador y cerró el partido y prácticamente la eliminatoria con la tercera diana del Barcelona.

¿Cómo se puede dudar de Messi?

 Resulta impensable que el crack del Barcelona pueda albergar dudas entre el respetable. Messi, incluso en los momentos menos buenos, es un peligro constante. Frente al Bayer, y en los encuentros precedentes, Leo es un jugador que sólo con su presencia genera respeto.



El argentino nunca baja los brazos. Con el balón en los pies atormenta a los contrarios y sus movimientos resultan magistrales. Sin hablar de cuando tiene la debilidad de lanzarse hacia la puerta rival con sus regates. Messi, marque o no, siempre deja la impronta de un futbolista fuera de serie.

Y Pep se ha dejado los experimentos en casa. El centro del campo ha estado compuesto por los hombres de más garantías. Mundialistas todos y con la calidad contrastada: Cesc, Busquets e Iniesta. El resultado ha sido un dominio total en la primera parte y en la segunda una  potencia de llegada apabullante.

Piqué se quedó en la grada. No gustó a Guardiola su aportación contra Osasuna y el central no entró ni el once ni en  la banquillo. Diferente fue el caso de Xavi, que tuvo molestias musculares antes del comienzo del partido.


Deja tu Comentario