2012-08-28 13:08 FC Barcelona Por: Administrador

El capricho Modric le sale caro a Florentino



El Real Madrid pagará al Tottenham una cantidad fija de 35 millones de euros más otros siete por variables, según podemos leer en 'EcoDiario'. Sólo esto es ya una cifra mayor que la que esperaba pagar el máximo dirigente de la entidad. Pérez presionó durante todo el verano para tratar de hacerse con Modric por 30 'kilos', pero su homólogo, Daniel Levy, ha resultado ser un duro y hábil negociador y no ha dado su brazo a torcer.

La cantidad será mucho mayor casi seguro, teniendo en cuenta que esos siete millones por variables se han fijado pactando objetivos que, salvo hecatombe, el Real Madrid conseguirá cumplir casi seguro. Jugar un número mínimo muy bajo de partidos o alcanzar la Champions son algunos de ellos, retos bastante fáciles de alcanzar por el club merengue.



Así pues, al final de la temporada nos podemos encontrar con un fichaje que saldrá por unos 42 millones, una cifra que se acerca mucho a los 45 que Levy quiso conseguir desde el principio y que, de puertas para afuera, el Madrid siempre se negó a pagar.

Una vez más, el Madrid ha tenido que reventar el mercado pagando una cantidad estratosférica por un jugador que no tiene ni de lejos ese valor de mercado. Ya es habitual ver al club blanco pagar mucho más de lo normal por los futbolistas que ficha. La fama de Florentino de buen negociante ha quedado hace tiempo en el olvido. El presidente madridista pagará 12 millones más de los que pretendía sólo porque en el entorno se exige un fichaje sonado cada verano, independientemente de que sea necesario o no, y también porque el desastroso comienzo de temporada exigía tapar los problemas deportivos del equipo.

Todo esto por un jugador que, además, no es del gusto del presidente blanco, que preferiría haber gastado el dinero en algún jugador nacional para intentar equilibrar la balanza respecto al Barça o bien haber intentado la contratación de un crack más mediático que Modric. Pero Mourinho, caprichoso, se ha salido una vez más con la suya. Lo que teme ahora el mandatario es que el croata se convierta en un nuevo Sahin, pero más caro.




Deja tu Comentario