2016-02-16 09:02 Real Madrid Por: Administrador

El Castilla se sale sin Zidane



El ascenso de Zinedine Zidane al cargo de entrenador del primer equipo del Real Madrid parece haber beneficiado a todo el mundo. El técnico francés tomó las riendas de una plantilla desconcertada y dejó un buen legado a su sucesor en el Castilla. Un mes después de su fichaje, tanto al filial como al conjunto principal les ha ido de perlas el cambio de aires. Con Zidane, el primer equipo ha recobrado la confianza que había perdido en su entrenador cuando Rafa Benítez estaba al mando. Pero el cambio del Castilla todavía ha sido más sustancial: con Ramis en el banquillo los jóvenes madridistas llevan enlazados ya seis triunfos seguidos, que les meten de lleno en la lucha por el liderato del grupo 2 de Segunda B. El entrenador tarraconense ha empezado con muy buen pie su andadura en el filial blanco: 13 goles a favor y sólo 2 en contra en seis victorias marcadas por una voracidad ofensiva y una defensa férrea. Y todo esto sin apenas contar con el pichichi del equipo, Mariano -ha jugado la mitad de los encuentros con Ramis por una lesión- ni Odegaard, que hace un año que no marca.

Objetivo: el liderato

Ahora el objetivo del Castilla pasa por desbancar del liderato al Barakaldo, que aventaja a los merengues en dos puntos. Terminar la Liga como primero daría al filial blanco la oportunidad de regresar a la categoría de plata con una sola eliminatoria, la de campeones. El gran rendimiento de los jóvenes merengues ha hecho que el mismo Zidane quiera contar con algunos de ellos para los partidos más decisivos del primer equipo esta temporada. Prueba de ello es la inscripción de Mariano y la de Philip Lienhart en la lista del técnico blanco para las eliminatorias de Champions. La Fábrica vuelve a estar cada vez más presente en el esqueleto del Real Madrid.

Deja tu Comentario