2014-07-20 23:07 FC Barcelona Por: Administrador

El Chiringuito no descansa: "Messi se irá antes de un mes"



Joan Tubau

El FC Barcelona venderá a Messi a finales de agosto. Así lo anuncia en El Chiringuito un tal François Gallardo que se dedica a predecir el futuro con más pena que gloria. Ahora insiste en que Messi, después de firmar la mejora de un contrato que le convierte en el futbolista mejor pagado del mundo, quiere irse del Barça. Según este intoxicador profesional, el Barça no puede afrontar el pago de la ficha de tres primeras espadas del fútbol mundial: Messi, Neymar y Suárez.



La fiabilidad de la fuente es nula. Messi no se irá del Barça, por mucho que presionen desde Madrid, en donde parecen resentidos por el fracaso espectacular de Cristiano Ronaldo en el Mundial, eliminado a las primeras de cambio. Temen que el equipo de La Décima vuelva a caer una vez más ante el Barça renovado de Luis Enrique y consideran que sin Messi sería más fácil tener a raya al equipo blaugrana, de ahí su insistencia machacona en anunciar a los cuatro vientos el final de Messi como jugador del FC Barcelona.

Pero las profecías del tipo que anuncia los fichajes en El Chiringuito no sólo deben ser puestas en cuarentena. Deben ser rechazadas directamente. El tal Gallardo, que se presente como agente FIFA, es el mismo que anunció la salida de Di María del Real Madrid y el fichaje de Mandzukic por el club blanco: "está cerrado por tres años -dijo Gallardo-, al menos entre el Real Madrid y él y solo falta el acuerdo con el club. Su precio rondará entre 20 y 25 millones. Es un complemento para sustituir a Morata". Agua.

Gallardo es el mismo que anunció el fichaje de Luis Suárez por el Real Madrid. "Que SI. Que Luis Suarez viene al Madrid. Ya lo he dicho muchas veces. Lo de MUNDO DEPORTIVO Y SPORT es HUMO. Suarez al Madrid si o si". Sí o sí. Lo de François Gallardo es humo y del bueno. Ante el fracaso de su predicción con Suárez, Gallardo se agarró a que "había una cláusula de comportamiento entre Real Madrid y Luis Suárez". Una mentira detrás de otra. Cuando se produjo el mordisco de Suárez en el Mundial, el Barça ya tenía el acuerdo cerrado con el jugador y con el Liverpool.



Al tal Gallardo le ha venido bien el mordisco para justificar su monumental pifia. Pero no lo ha arreglado. Él anunció su fichaje por el Real Madrid desautorizando a los medios que lo veían en el Barça. Es justo que ahora que el Madrid se ha quedado sin su gran objetivo se pueda decir que François Gallardo vende humo. Humo blanco, de lo contrario no sería el colaborador estrella del programa que más gusta a Florentino Pérez porque ningún otro se somete a su doctrina como El Chiringuito.


Deja tu Comentario