2015-03-31 18:03 FC Barcelona Por: Administrador

El Chiringuito ya produce arcadas directamente



Joan Tubau

El programa El Chiringuito anuncia a bombo y platillo la presencia de Álvaro Arbeloa en el plató para someterse a una sesión de masaje colectivo por los creadores del pensamiento único que se alinean precisamente dentro de las coordenadas de este futbolista conocido en las redes sociales con el sobrenombre de "cono" en referencia a su utilidad en los entrenamientos de su equipo. Arbeloa, mourinhista radical y perecista hasta la médula, es uno de ellos. Por tanto, las palmas sonarán con fuerza en los palmeros profesionales del pensamiento único que emana de los principios fundamentales de Florentino Pérez. Mañana miércoles tendrán la oportunidad de batir las palmas con fuerza ante uno de los suyos. Uno que se digna a visitarles, no como otros que prefieren ignorarles.



En ese pensamiento único existe un mandamiento clave: "hablarás mal del Barça por encima de todas las cosas". Así se entiende que anoche en El Chiringuito le dieran la vuelta a la tortilla de la brutal entrada que recibió Neymar de Medel en el reciente Brasil-Chile. Ese pisotón que recibió Neymar mientras estaba tendido en el suelo fue considerado por los cerebros pensantes del programa como "teatro". Así lo dejó establecido Mourinho: los jugadores del Barça hacen teatro. Y así propagan su evangelio los voceros que dejó en Madrid. Si Mourinho dice que los jugadores del Barça hacen teatro, hacen teatro.

Y así pudo oirse a Tomás Roncero comparando a Neymar con Nadia Comaneci - qué antiguo-: "Neymar se parece a Nadia Comaneci con sus volteretas". "Neymar está sobreactuando". "¿Es normal que dé una doble vuelta tras el pisotón?". "El debate de El Chiringuito: ¿Es Neymar un teatrero?" Sencillamente vomitivo.

Ven a Neymar en el suelo siendo pisoteado por Medel y la conclusión es que el brasileño agrede con su pantorrilla los tacos de Medel. Asi funciona la ecuanimidad de los medios controlados por Pérez que se ganan el derecho a que su futbolista más radical visite sus programas. Cuando Pepe nota la proximidad de un rival, se lanza al aire, vuela, da un salto mortal, se retuerce y cae después de hacer dos tirabuzones, estamos ante un tipo muy majo al que el contrario ha zurrado. Cuando Cristiano Ronaldo suelta un puñetazo y dos patadas sin balón, no estamos ante un agresión, sino ante la respuesta lógica y humana de quien antes ha recibido una patada. Si Di María se acomoda sus partes o Messi lanza un balón fuera del campo se les organiza un consejo de guerra sumarísimo. Si Cristiano Ronaldo se muestra grosero ante el árbitro con gestos obscenos y de palabra y, además, provoca al público con más gestos, estamos ante una anécdota, cosas del fútbol.



El tema empieza a producir arcadas. Tanta intoxicación junta no puede ser buena para la salud.

 



Deja tu Comentario