2011-04-26 19:04 FC Barcelona Por: Administrador

El cinismo de Mourinho



Mourinho ha dejado claro que no le va el intercambio de golpes. Él está acostumbrado a jugar su partido en solitario, a decir barbaridades, a quejarse de todo sin que nadie le lleve la contraria. Ha bastado una fina ironía de Guardiola, harto ya de villaratos y sandeces similares, para que Mou haya encajado mal las palabras del técnico blaugrana.

Y suena a chiste barato que Mourinho se queje de los lamentos de los demás. El mismo que echa en cara a Guardiola quejarse de un "acierto" es el que programó las expulsiones de Sergio Ramos y Xavi Alonso a la vista de todos y luego se quejó ostensiblemente por la injusticia cometida contra el Real Madrid. Puro teatro. Puro cuento. Ese es Mourinho. El protestante mayor del reino. El que se queja del calendario, de las alineaciones de los demás, de los árbitros...¡de todo!



Parece que no le ha gustado que Guardiola, por una vez, se haya puesto a su altura en el tema llanto. Si le sirve de consuelo, al barcelonismo tampoco le ha gustado, pero había que hacerlo sólo para comprobar el grado de cinismo de Mourinho en la respuesta. Y ahora, a seguir. Con el césped alto y seco, con la mezquina táctica de las protestas y las patadas. Y la queja permanente. Sobre todo eso. Quejas que igual sirven para el Oporto, el Chelsea, el Inter o el Madrid. Él va a piñón fijo y si en España le perjudican para beneficiar al Barça, en Italia lo hacen para beneficiar al Milan y en Inglaterra para beneficiar al Manchester United. El tipo es así y tiene su público dispuesto a dejarse engañar. Y el negocio le funciona. Pero no hay que tomárselo nunca en serio. Éste es el mismo que un día dijo desde el balcón de la Generalitat: "Ayer, hoy y siempre, con el Barça en el corazón". Ahí se resume su credibilidad.


Deja tu Comentario