2012-03-06 23:03 Real Madrid Por: Administrador

El circo de la directiva culé aleja aún más a Guardiola



Pep Guardiola parece que ha tomado la decisión de no continuar al frente del banquillo azulgrana. El cisma que vive el vestuario culé y la ruptura de relaciones con la cúpula directiva han hecho al de Santpedor tomar la decisión más dura de su corta carrera como técnico, dejar el Fútbol Club Barcelona.

La intervención de este lunes de Toni Freixa, portavoz de la entidad culé, parece ser la gota que ha colmado el vaso. La actitud paciente y tranquila de Guardiola contrasta con la vehemencia de la actual directiva azulgrana, la cual ve al técnico como la herencia del ‘laportismo’ algo que no han sabido encajar muy bien. Freixa salió ante la prensa y dio una lección de los valores culés: "Hablamos de los árbitros, pero no nos quejamos de los árbitros", para a continuación recalcar: "Rosell me ha dicho que si antes pintaba mal ahora pinta peor". Este hecho ejemplifica a las claras que el Barça ha pasado al ataque, y que no le vale con las ayudas arbitrales de la que ha gozado en el pasado que aún quiere más para intentar tapar su mala planificación, la cual se está viendo reflejada en su situación deportiva.



El discurso victimista y apocalíptico de Freixa no ha gustado al tranquilo de Pep, el cual la temporada pasada era el portavoz del club en la sala de prensa, galones que ha perdido, lo cual considera un desprecio hacia su persona. Guardiola ha pasado a un segundo plano y es que en la directiva, pese a que lo ha intentado ocultar de todas las maneras posibles, no gusta la tranquilidad con la que Pep se ha tomado su renovación, por lo que ya le buscan sustituto.

El cisma entre la directiva y el míster es clarividente, y parece que Guardiola quiere salir antes de que las cosas se compliquen aún más, y es que además, están los vaivenes dentro del vestuario, el cual parece habérsele ido de madre al entrenador azulgrana, hecho que podría ser también determinante para su huida. 


Deja tu Comentario