2015-05-17 21:05 FC Barcelona Por: Administrador

El "clavo ardiendo" del Madrid era Undiano Mallenco



Fede Peris

Corría el minuto 19 de partido cuando Leo Messi remató de cabeza al borde del área pequeña. Juanfran, que intentaba taponarle, desvió la trayectoria del balón con el brazo. Fue una acción clara y meridiana que Undiano Mallenco, el árbitro favorito del Real Madrid, no quiso ver. No estaba dispuesto a sumarse con un penalti a la fiesta blaugrana e intentó echarle una manita al Real Madrid. No puede hablarse de error de apreciación en una jugada tan clara. Si Undiano no recibe el correspondiente castigo del Comité de Árbitros es que aquí hay gato encerrado.



Porque no acabaron ahí las fechorías de Undiano. Diez minutos después Dani Alves fue agarrado por la camiseta y derribado en el área por Godín. Undiano, muy maquiavélico él, tuvo que asumir la falta, pero decidió sacarla fuera del área. La falta se produjo al menos dos metros dentro del área.

Undiano dejó claro que él era el "clavo ardiendo" al que se agarró el madridismo en busca del milagro. Undiano hizo lo que pudo, pero el Barça es mucho Barça incluso para Undiano.


Deja tu Comentario