2015-03-19 16:03 FC Barcelona Por: Administrador

El colmo de la desfachatez: Buyo dice que Stoichkov no es objetivo



Joan Tubau
Sensacional. Hristo Stoichkov pegó una rajada contra el Real Madrid y al radicalismo más casposo de la caverna mediática dedicado a tareas de propaganda, intoxicación y distracción, según le convenga al ser superior, le ha faltado tiempo para tirarse a su yugular. Ellos, que, a través de medios como El Chiringuito, día tras día se dedican a criticar, por decirlo finamente, con insistencia machacona a todo lo que llega desde Barcelona y a defender paralelamente todo lo que a Florentino Pérez le interesa que sea defendido. No les ha gustado que alguien, en este caso Hristo Stoichkov, se haya saltado las normas de su juego y se haya atrevido a hacer lo mismo que ellos pero al revés. Eso no les entra en la cabeza, que alguien pueda ser como ellos en dirección contraria, y lo han digerido muy mal. Como si sólo ellos pudieran jugar al juego de ser faltones con el rival

De determinados líderes de opinión se pueden entender sus reacciones porque de eso viven. Pero lo de Paco Buyo roza, si no supera, el esperpento, el colmo de la desfachatez, el cinismo elevado al cubo. Le echa en cara Paco Buyo a Stoichkov que "no es objetivo". Menudo uno para hablar de objetividad. Sucede que en Madrid se estila la objetividad desde el punto de vista subjetivo y de color blanco. Y al que se aparta de la línea marcada por la mano blanca se le intenta destruir sin más. A Stoichkov se le ha ocurrido decir que Messi es un mito en activo y que Cristiano Ronaldo ya está de capa caída. Y ha ardido Troya.

Dice Buyo que Stoichkov sólo habla del Madrid para "meter mierda", algo en lo que no se diferencia mucho de él cuando habla del Barcelona. Y añade Buyo sorprendido: "Stoichkov siempre habla mal de cualquier jugador del Real Madrid. Jamás le he escuchado un elogio a un jugador del Madrid, ha perdido la credibilidad para todo el mundo. Todos sabemos quién es, qué se quiere ganar un puesto en el Barcelona". Así se ha ganado Buyo la credibilidad, hablando bien de los que no son el Real Madrid. ¡País!
 
Y el que hace de abogado defensor del ronaldismo y portuguesismo que impera en el Real Madrid, el mismo que llevó al diario Marca, en representación de España, a votar por Cristiano Ronaldo y no por Iniesta en el galardón de mejor jugador del año de la UEFA, que acabó ganando Iniesta, se queja de campañas catalanas contra Xavi e Iniesta: "Desde Barcelona habéis birlado a Iniesta y Xavi el balón de oro por haber hecho campaña descarada a favor de Messi cuando había salido a gorrazos del Mundial sin hacer un gol". Si Messi salió a gorrazos del Mundial de Sudáfrica, debería explicar Buyo cómo salió Cristiano Ronaldo del de Brasil. Pero no lo hará.
 
Pedrerol: "Messi es bueno...¡pero Cristiano también!"
 
Caspa en estado puro. Hipocresía como la de su jefe, Josep Pedrerol, que intenta hacer creer a su audiencia que realiza programas para todos cuando en realidad vende madridismo camuflado para todos. Madridismo puro y duro. Y radical. Hoy ha abierto el programa Jugones de manera brillante: "Messi es muy bueno, Messi gana partidos...". ¿Qué iba a decir después de su exhibición de ayer y de los últimos meses? Y ha añadido la coletilla: "¡Pero Cristiano también!". Le ha salido del alma. O del guión. Aunque últimamente Cristiano no gane partidos. 
 
Es curioso que Pedrerol se haya subido al carro de las críticas a Stoichkov y le acuse de madriditis, de recurrir a los enemigos externos, de hacer un discurso de perdedores... ¿Cómo hay que entender entonces el discurso que llega desde sus programas contra el Barcelona? "Hay que apoyar a Cristiano", ha dicho al final del espacio. ¿Más todavía?
 
Se han montado su jueguecito, han marcado las normas y sólo ellos pueden jugar. Al que se atreve a ponerse a su nivel en la dirección equivocada le dan un coscorrón. A eso el amigo Mourinho, el del dedo en el ojo que les concede entrevistas, lo llamaría hipocresía. Y de la buena. Aunque también ese portugués que ejerce de gurú entre el madridismo más radical dijo un día "Ayer, ahora y siempre con el Barça en el corazón". Y no se llamó hipócrita a sí mismo.
 
Dios los cría y ellos se juntan.


Deja tu Comentario