Sergio Marco

Josep Antoni Duran i Lleida, como portavoz del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió), preguntó al Gobierno sobre los criterios de la Agencia Española de la Protección de la Salud por el Deporte (AEPSAD) para someter a controles antidopajes a diversos jugadores del FC Barcelona.



De esta manera Duran iLleida confirma la sensación que existe en Cataluña de que una mano negra está detrás de Leo Messi buscándole las cosquillas, Pero no se preguntan el por qué de las arcadas que protagoniza el jugador constantemente ni el motivo de su irregularidad en su rendimiento. Messi es un futbolista más y, como tal, debe someterse a los mismos criterios que rigen para los demás. Y si a los demás les realizan periódicamente un control antidoping, a él también se le deben aplicar los mismos criterios.

Duran i Lleida preguntó al Gobierno: "¿Qué criterios sigue la Agencia Española de la Protección de la Salud por el Deporte, órgano dependiente del Consejo Superior de Deportes, para efectuar controles antidopaje en la Liga de Fútbol Profesional?", esa parece ser la gran preocupación de los votantes catalanes que le tienen en Madrid como representante de sus intereses.

Los otros cuatro futbolistas del Barcelona que pasaron el control fueron Iniesta, Rakitic, Bravo y Jordi Alba. Pero sólo a Messi se le hizo análisis de sangre y de orina de forma aleatoria, como se hace siempre. La sobrepotección a Messi en Cataluña es brutal y llega incluso al Parlamento.