2013-10-03 17:10 FC Barcelona Por: Administrador

El Copenhage se va con la sensación de haber sido robado



Stale Solbakken, el polémico entrenador del Copenhague, aseguró tras la goleada en el Bernabéu por 4-0 que al final del primer tiempo, con 1-0 en el marcador, el árbitro se comió un claro penalti que hubiera podido cambiar el devenir del partido. Solbakken insistió varias veces en la jugada del penalti y se mostró satisfecho de una parte del partido de sus hombres: “Hoy me ha gustado lo que han hecho mis jugadores. Al principio he estado muy contento con ellos. En la Liga no nos va muy bien y todo llegará. Al final de la primera mitad ha sido un momento decisivo, tendría que haberse concedido un penalti y luego habrían llegado más ocasiones de gol".

El técnico cree que el posible gol del penalti no señalado hubiera dado alas a su equipo, aunque cabe decir que desapareció durante el segundo tiempo y dejó jugar al Madrid a placer.



 

Deja tu Comentario