2014-01-13 12:01 FC Barcelona Por: Administrador

El Cristiano actual no está a la altura del que ganó el Balón de Oro en 2008



Pedro Riaño

"Aunque la mona se vista de seda, mona se queda", sostiene un viejo refrán. En el caso de Cristiano Ronaldo, aunque se vista su candidatura a Balón de Oro con muchos goles, se queda en poco porque con el Real Madrid no gana nada. Sus goles no sirven ni para ganar la Liga, ni para ganar la Copa, ni para ganar la Champions ni para clasificar a Portugal para la fase final del Mundial junto a las grandes potencias del fútbol internacional.



Cristiano Ronaldo ganó en 2008 el Balón de Oro siendo jugador del Manchester United cuando Leo Messi todavía no estaba situado en el mapa de los grandes cracks de la historia. Cristiano Ronaldo ganó el galardón porque en ese año sus goles (42 en 49 partidos) sirvieron para que su equipo, el Manchester United, ganara la Premier League y la Champions League. Así de simple. Hay goles que proporcionan títulos y confieren a su autor la condición de ganador y hay goles que no sirven para nada y no sacan del tratamiento de perdedor a quien los logra. Cristiano Ronaldo era un ganador en 2008 y ahora es un perdedor. Marca más goles, sí -muchos más también de penalti-, pero no gana.

Para conquistar el Balón de Oro hace falta algo más que goles. Para eso, para valorar los goles, ya están el pichichi y la Bota de Oro (tampoco ha ganado eso Cristiano Ronaldo este año). El Balón de Oro exige a quien lo gana un toque de glamour y eso sólo lo proporcionan los títulos. Y perder la Liga con 15 puntos de desventaja sobre el equipo del pichichi y del Balón de Oro no le confiere al portugués ninguna ventaja.

A lo mejor, si hubiera seguido en el Manchester United, a estas alturas Cristiano Ronaldo tendría algún Balón de Oro más. Seguramente allí le habría resultado más sencillo conseguir los títulos que se le reclaman. Pero una liga y una Copa en cuatro años en el Real Madrid resulta un pobre bagaje para quien quiere convertirse en el rey del fútbol y no deja de ser un  paje real con ciertas  habilidades, eso sí. O mucho cambian las cosas o Cristiano Ronaldo pasará a la historia como un extraordinario conseguidor de goles estériles que no le dieron títulos ni al Real Madrid ni a Portugal. Y esto, señores, es fútbol. Once contra once y uno gana y otro pierde. Y, lamentablemente para Cristiano Ronaldo, él siempre está con los que pierden ¿Tiene eso premio?



Si al menos hubiera logrado el pichichi y la Bota de Oro...


Deja tu Comentario