2015-03-23 17:03 FC Barcelona Por: Administrador

El Cristiano Ronaldo más grosero y maleducado



Fede Peris
Aunque en Jugones han manipulado la imagen acortando el plano mientras Cristiano Ronaldo le suelta al colegiado Mateu Lahoz: "Te gusta, ¿eh?", en Deportes Cuatro, sin intoxicaciones interesadas, se ha podido apreciar, con el plano abierto, la grosería que le dedicó Cristiano Ronaldo a Mateu Lahoz utilizando imágenes de 13 TV. Y como es Cristiano Ronaldo, el protegido de Florentino Pérez, siguió en el campo como si nada hubiera pasado.
 
Ocurrió en el minuto 36 de partido. Cristiano Ronaldo se interna hacia el área del Barcelona, se deja caer y Mateu Lahoz le enseña tarjeta amarilla por piscinero y cuentista. A la vedette del Real Madrid no le sentó bien que el árbitro le llevara la contraria y no se plegara a sus caprichos y optó por sacar a relucir su lado más barriobajero, grosero y soez. Si antes ya había dado la nota pellizcando a Mascherano de forma cobarde mientras éste estaba en el suelo, y si ante ya había provocado al público pidiéndole la calma que él no demostraba tener, ahora redondearía su faena con un grosería mayor ante el árbitro.

Las imágenes son claras, se le puede ver dirigiéndose al árbitro mientras se toca sus partes nobles y le dice "Te gusta, ¿eh?". Su club de fans capitaneado por Josep Pedrerol y sus chavales, los mismos a los que Cristiano Ronaldo desprecia y no habla, se ha apresurado a maquillar al personaje asegurando que lo que le insinúa es que le gusta enseñarle tarjetas y juran, además, que ese gesto lo repite mucho Cristiano y ponen imágenes de archivo para corroborarlo. Lo cierto es que el maquillaje de los flautistas de Jugones sólo sirve para manipular a su audiencia. Las demás cadenas, entre ellas, Cuatro en el programa de Los Manolos, han abierto el plano y han mostrado a Cristiano señalándose sus partes con el índice mientras desafía de forma chulesca y soez al colegiado utilizando unas imágenes de 13 TV.

"Es un gesto que repite asiduamente", ha dicho Josep Pedrerol. "Buscar una polémica con esta imagen no tiene sentido", ha añadido. Claro, sólo tiene sentido si se puede dañar la imagen de algún jugador del Barcelona... o del Madrid, como se dio en el caso de Ángel Di María, a quien se le formó un consejo de guerra por acomodarse sus partes sin preguntarle a nadie si le gustaba. Entonces, en el caso de Di María, ni Pedrerol ni nadie dudó de las intenciones del jugador. No le concedieron el beneficio de la duda. Ahora ni siquiera hay dudas. El guión de Florentino Pérez explica muy claramente que Cristiano no merece crítica por real decreto. Ni siquiera cuando desprecia a los redactores de Pedrerol menospreciándole con uno de esos ataques de soberbia que le dan con excesiva frecuencia.



Lo cierto es que si las imágenes de Cristiano Ronaldo dan pena, las de Josep Pedrerol intentando justificarlas generan hilaridad.


Deja tu Comentario