2014-11-04 15:11 FC Barcelona Por: Administrador

El Cruyff más pedante inicia una nueva fase de intoxicación



Pedro Riaño

Johan Cruyff ataca de nuevo. Ahora le han subvencionado una "fiesta" para presentar un documental sin más pretensión que alimentar su ego vanidoso y al que se le augura el mismo éxito en las salas que el que tuvo el último experimento fallido titulado "En un momento dado", que no llegó a la semana en cartel. En esa ocasión no acudió al estreno. Por lo visto no se repartían dividendos. Esta vez sí. Y con la Generalitat detrás, incluido el propio Artur Mas, muy necesitado de cuatro palabras de apoyo para su causa de este ex futbolista de 67 años al que un grupúsculo del barcelonismo pretende mantener activo convirtiendo en dogma de fe sus verdades de perogrullo mal expresadas. 



Lo que ayer se presentaba era "L´ultim partit". En catalán. El idioma que Cruyff nunca ha querido hablar. Ese idioma prescindible para el "gurú" porque los niños catalanes, según dijo en su momento, deberían aprender alemán antes que perder el tiempo con el idioma de su tierra. Pero esas cosas nadie se las tiene en cuenta. Y así, Artur Mas, buscando la resonancia internacional de la foto con el "maestro" Johan, decía:  “Los catalanes hacemos las cosas lo mejor que sabemos, no tan bien como Cruyff jugaba al fútbol. En Cruyff descubrimos que cuando crees en una cosa se puede conseguir por más grande que sea”.

Y, claro, la respuesta de Johan Cruyff estaba cantada: “Mas está dando la cara, pero las votaciones no le ayudan. Si él da la cara, la gente tiene que ayudarlo. El problema es que los catalanes no pueden decidir por sí mismos. Deberían decidir su futuro”. Da la sensación de que hasta que Cruyff no se pronuncia nada tiene validez para algunos. ¿Será que ahora sí habrá que tomarse en serio la consulta de Mas?  Y ayer "El Maestro" se pronunció a favor de quien le ha colocado el documental de marras en la programación de TV3. Johan Cruyff habla de política como de fútbol, economía o cultura. A los autoproclamados genios no se les exige el título de nada. Saben de todo y son capaces de crear doctrinas en base de argumentos tan profundos como "en un momento dado" , "este es uno" o "automáticamente", tres expresiones clave que resumen el pensamiento filosófico de Johan Cruyff. Y para dejar contento a Artur Mas y mostrarle su claro compromiso con Catalunya y los catalanes, aclaró que el 9 de noviembre estará en Milán y que no cuenten con él ni le consulten nada porque estará ocupado con temas más importantes. Es así.

Y una vez peloteado convenientemente Artur Mas, Johan Cruyff aprovechó para vender el "producto Johan Cruyff" ahora que se presentan tiempos intensos colaborando por la causa de Joan Laporta y los suyos, los mismos que cuando mandaban en el Barça se preocuparon de que su fundación estuviera convenientemente financiada con el dinero de los socios del Barça, que para eso están, para pagar de su bolsillo la caridad de Johan Cruyff.



“Fui muy inteligente al devolver la insignia para que no me pueda manchar todo lo que está pasando en el club ahora”. Claro que sí. Fue muy inteligente y sobre todo muy "barcelonista". Se lo dice él todo. Y otra perla: "Luis Enrique tiene una cosa buena, lo fiché yo aunque luego me echaron y no pude entrenarlo". Y aplausos, claro. Esta vez ha recitificado su metedura de para del año pasado sobre el Ajax-Barça. Entonces dijo en Catalunya Ràdio que él iba con el Ajax. Esta vez ha cambiado de discurso ante la audiencia culé: “Sería una decepción enorme si el Barça no gana al Ajax. Es más fuerte, ellos son más jóvenes”.

Más sentencias: “Todo el mundo que ama este club no está contento con lo que pasa. Hay juicios, un presidente que puede ir a la cárcel”. No es exactamente así. A sus amigos ya les va bien el "cuanto peor mejor" para volver a ejercer el poder de los espionajes, las fiestas y la visa oro. Curiosamente el presidente que dice que puede ir a la cárcel es el mismo que consiguió levantarle una orden de búsqueda y captura que el gobierno español tenía contra él en 1987 y que le impedía pisar territorio español por antiguos pufos con Hacienda. Y como muestra de agradecimiento, ha eliminado a Núñez de su documental subvencionado porque, al parecer, en su visión de la historia Núñez nunca fue presidente del Barça: "Queríamos tener una película agradable”, ha dicho como justificación a la ausencia de Núñez, dando por sentado que un documental propagandístico sobre su persona pueda ser algo agradable. A eso se le llama generosidad. Algo que, por lo visto, reserva para su fundación.

Y como es un genio, sabe a qué árbol debe arrimarse para prolongar su protagonismo activo como entorno del Barça: Pep Guardiola, el actual gurú. "Las ha pasado putas en muchas situaciones, es muy inteligente. Hay poco que le puede sorprender”, ha dicho. Y también a su amigo Joan Laporta, al que ve limpio de todo pecado fundamentalmente porque es su amigo, le hace caso y le da las gracias por todo cada día que pasa: "A Laporta lo ha limpiado por completo un señor llamado juez".

Y la conclusión final ya en clave electoral: "me da pena ver al Barça así, con UNICEF era la joya del mundo. Todos lo querían ver. Hemos perdido muchos prestigio en el mundo". Y se incluye utilizando la primera persona del plural haciéndose pasar por barcelonista cuando no se digna a pisar el Camp Nou. Lo que no dice Cruyff es cómo llegó el Barça a UNICEF después de fracasar Joan Laporta en un desesperado e infructuoso intento de conseguir para la camiseta del Barça a un patrocinador chino, a Viagra y a Bwin. No lo supieron hacer con ninguno y le dieron la vuelta a la tortilla pagando por liucir UNICEF, como hacen otros muchos clubs.

Lo que de verdad da pena es que a sus 67 años Johan Cruyff tenga todavía la necesidad de embaucar y enredar al personal con sus interesadas sentencias que recuerdan a esos juegos de manos a los que se les ve el truco.






Deja tu Comentario