2014-01-23 19:01 Real Madrid Por: Administrador

El CSKA deja la racha del Madrid de Laso en 31 victorias consecutivas



El CSKA Moscú de Ettore Messina rompió la racha victoriosa del conjunto de Pablo Laso. Los rusos vencieron 85-71 en un duelo de alto ritmo que se decantó gracias al acierto exterior de los locales y dejaron el récord en 31 partidos consecutivos venciendo.

Se esperaba un choque de gran espectáculo entre dos de los mejores equipos del continente. El Real Madrid llegaba con la baja de Jaycee Carroll, mientras que el equipo local no podía contar con Hynes ni Sonny Weems.



El CSKA de Moscú salió disparado y apabullando al Real Madrid con Vorontsevich y Fridzon como protagonistas ofensivos. La defensa del CSKA maniataba el ataque de los jugadores blancos y cortaba todas las líneas de pase perjudicando así la circulación de balón. Los rusos se fueron rápidamente en el marcador a pesar de la escasa aportación de Krstic y Teodosic. Al final del primer cuarto el R. Madrid perdía 23-10 ante los locales.

En el segundo periodo el CSKA siguió dominando y amplió distancias. Empezaban a encenderse las alarmas al situarse la ventaja moscovita por encima de los 15 puntos, y al ver como el Madrid no era capaz de parar a su rival. La defensa de los de Laso no era efectiva y los rusos no cesaban de anotar con facilidad.

La reacción vino por parte de un Sergio Rodríguez que se echó al equipo a la espalda. Dos triples consecutivos del tinerfeño rompieron la mala dinámica madridista e insuflaron ánimo a sus compañeros, que solidificaron la defensa y comenzaron a correr al contraataque. Al final de la primera mitad el electrónico reflejaba un 40-30 para los locales, pero con la sensación de que era un gran resultado vista la superioridad del equipo de Messina.



El tercer cuarto comenzó con 7 puntos seguidos del Real Madrid, 5 de ellos obra de Tremmell Darden. Sin aparente esfuerzo el Real Madrid había recortado la friolera de 19 puntos. Mirotic al fin apareció con dos buenas acciones que hicieron olvidar su desafortunada primera mitad.

El CSKA se puso las pilas de nuevo y frenó la iniciativa madridista merced a los puntos de Krstic y Vorontsevich. La ventaja volvió momentáneamente a la barrera de los 10 puntos a causa principalmente de la mala defensa del Real Madrid. Al final del cuarto 59-55 favorable aun para los rusos.

El periodo final no comenzó todo lo bien que se esperaba debido a un arbitraje bastante casero. El mal partido de Rudy Fernández, con 0 de 6 en triples, parecía pasar mucha factura al equipo dirigido por Pablo Laso, que veía como los suyos no conseguían culminar la remontada.

Dos triples seguidos con la firma de Fridzon y Micov ponía muy cuesta arriba la tarea del Real Madrid. Los blancos sucumbían y la imbatibilidad de récord se esfumaba. Únicamente Sergio Llull estaba inspirado en el tiro, lo cual fue insuficiente ante el vendaval de triples que se marcó el CSKA en el último cuarto.

Al final del partido victoria para los locales por 85- 71.


Deja tu Comentario