2013-04-04 10:04 FC Barcelona Por: Administrador

El currículum antibarcelonista de Wolfgang Stark



Al margen del error de bulto de no ver a dos jugadores en flagrante fuera de juego en el primer gol del París Saint Germain, Wolfgang Stark se equivocó gravemente anoche en París al permitir que dos jugadores del Barcelona quedaran tendidos en el área dejando así la oportunidad a Ibrahimovic para marcar. El gol no subió al marcador, pero pudo haber ocurrido por culpa de la nefasta aplicación del reglamento que en esa jugada hizo Stark. La normativa contempla que dos jugadores del mismo equipo no pueden ser desalojados para ser atendidos. Stark aplicó mal el reglamento, los sacó del campo y permitió al PSG botar un corner contra nueve jugadores. Al margen de ello, no enseñó roja directa a Alex por una plancha criminal sobre Alves muy parecida a la de Pepe que él mismo sancionó con roja hace tres años. Esta vez no se ha atrevido. Esta vez tuvo miedo. ¿Estaría avisado de que no se puede hacer enfadar a Mourinho? Contrariamente a las falacias que pueda propagar Jose Mourinho, cuya credibilidad mengua a medida que va abriendo la boca, si por algo destaca Wolfgang Stark en sus arbitrajes al Barcelona es por perjudicarlo. El primer partido que le pitó al Barça acabó con derrota, 1-0. Fue en Glasgow, ante el Celtic, en partido correspondiente a la Copa de la UEFA de la temporada 2003/04. En aquella ocasión aprovechó para expulsar a dos barcelonistas: Motta y Saviola.

Luego pitó en Lyon, en octavos de final de la Champions League 2008/09. El partido acabó empate a uno. Y luego dirigió en el Camp Nou las semifinales de la Champions entre el Barça y el Chelsea. El partido acabó 0-0 y el Barcelona se quejó amargamente de una actuación que favoreció descaradamente al equipo de Mourinho.



Un año después pitó un Milan-Barça, que acabó con empate a cero, y luego arbitró el 4-1 del Barça al Arsenal en el que Messi anotó un póker de goles. Más tarde llegaría el 2-2 del Bernabéu de la temporada 2010/11 en el que expulsó a Pepe por su entrada salvaje sobre Alves. Fue el partido de la polémica rueda de prensa de los porqués de Jose Mourinho.

Es decir, le ha pitado con el de ayer en siete ocasiones al Barcelona y sólo una vez el equipo blaugrana consiguió la victoria.

¿Ovrebo? No, Stark



Vale la pena, de cualquier forma, recordar su papel decisivo en la polémica eliminatoria Barça-Chelsea que lanzó al estrellato a Ovrebo, el árbitro noruego que dirigió el partido de vuelta en Londres. En la ida pitó Stark, que se tragó tres penaltis muy claros del Chelsea. Uno de Ballack a Iniesta, al que abrazó dentro del área por la espalda. Otro de Bosingwa a Henry y otro de Terry a Iniesta, que al término del partido diría: "No expulsó a Ballack porque no quiso", recordando el manotazo que el alemán le dio en la cara cuando ya había visto una cartulina amarilla. Stark ese día no quiso ver nada, pero le sobraron arrestos para amonestar a Puyol por protestar mientras dejaba sin sanción las brusquedades típicas de los equipos que dirige Mourinho.

Luego se habló de Ovrebo y su arbitraje en el partido de vuelta, pero fue Stark quien dio la nota negativa y en contra del Barça en el partido de ida de aquella eliminatoria. Y Mourino tiene los santos... de quejarse de él. ¡Tendría que levantarle un monumento! O enviarle al menos un jamón. Ayer estuvo genial... para el Madrid.

 


Deja tu Comentario