2011-08-17 17:08 FC Barcelona Por: Administrador

El día que pudo cambiar la historia del Barça



Corría el año 99’ cuando Xavi, un centrocampista bajito con ficha del Barça B, intentaba hacerse hueco en el primer equipo. Hubo gente, sin duda unos iluminados, que no vieron futuro en ese chico de 19 años, que además se encontraba con otro gran escollo en su camino: su posición en el primer equipo la ocupaba Pep Guardiola.

Mercè explica en el suplemente ‘Magazine’ de ‘La Vanguardia’: "Xavi tenía ficha del Barça B, acababa de ganar con España el mundial juvenil de Nigeria, tenía 19 años, y el señor Galliani se reunió con Joaquín (su marido) en el hotel Princesa Sofía para que fichase por el Milán".



El potente Milán, uno de los equipos más laureados del viejo continente, le ofrecía a aquel joven un puesto de titular, un chalet, 250 millones de pesetas por cinco temporadas, trabajo para su padre e ilimitados billetes de avión. La familia lo vio como una gran oportunidad, pero su madre no estaba dispuesta a dejar que se marchase, y amenazó a su marido con el divorcio.

“Probablemente tenía que haberse marchado, crecer fuera. Yo veía que lo pasaba mal. Pero con las críticas, las que decían que tenía que irse, o que era muy bajito, y gracias a su tozudez, Xavi se hizo fuerte. ‘No os preocupéis, decía, yo confío en mí y los entrenadores, también'", comenta su madre.

Doce años después, Xavi Hernández es considerado el mejor mediocentro del mundo. Ídolo de todos los chavales que juegan en su posición, se ha convertido en el líder del Barça campeón de Europa tres veces en cinco años, y también de la selección que está marcando una época tras ganar Eurocopa y Mundial.




Deja tu Comentario