2015-02-02 18:02 FC Barcelona Por: Administrador

El dato más preocupante del partido del Barça



Fede Peris

Jordi Alba y Dani Alves repartieron ante el Villarreal 186 passes, mientras que Busquets-Iniesta-Rafinha, los encargados de mover al equipo en el centro del campo, se quedaron en 164. Algo falla en ese centro del campo que es el principal quebradero de cabeza de Luis Enrique. Ni Busquets ni Iniesta están en su mejor momento. Y aún Rafinha, el más suplente de todos, salvó la cara de esa parcela del campo con su juego incisivo y profundo.



Los laterales son muy importantes en el juego del Barcelona, pero no tanto como para eclipsar a los centrocampistas en la distribución del juego del equipo. Luis Enrique no acaba de dar con su centro del campo soñado y sigue realizando experimentos a la espera de dar con su trío mágico. Hasta ahora ni con Xavi, ni con Rakitic, ni con Iniesta lo ha conseguido. Éste último pasa demasiado desapercibido en una equipo en el que él debería ser uno de los actores principales y no pasa de ser un actor secundario. Iniesta y su mejor versión es una de las asignaturas pendientes de Luis Enrique.


Deja tu Comentario