2016-11-02 12:11 FC Barcelona Por: Administrador

El dato que deja retratado a André Gomes



Sergio Portales Que dos jugadores, como Rakitic y André Gomes, que ayer salieron en el once titular del FC Barcelona con la misión de ordenar el juego de su equipo en el centro del campo, repartieran menos pases que su propio portero deja en evidencia el rendimiento del Barcelona ayer en la parcela del centro del campo. Ter Stegen dio en el Etihad Stadium 46 pases a sus compañeros llegando a destino y fallando tres más. En esa faceta, la del pase, sólo le superaron Umtiti, 75 pases; Busquets, 61 pases; Sergi Roberto, 56 pases;  y Mascherano (52 pases). Todos ellos en funciones defensivas. Lo realmente sorprendente es que los centrocampistas, teóricamente los que más balones deben tocar para recuperar balones y generar las transiciones del juego hacia los delanteros, dieran menos pases que su portero. En el caso de Rakitic está justificado que sólo diera 27 pases (25 buenos), dado que apenas estuvo una hora sobre el terreno de juego. Pero lo de André Gomes es verdaderamente preocupante: 39 pases buenos sobre 42 intentados durante 76 minutos. El centrocampista portugués sigue sin convencer, y ayer, en su primer partido grande con el FC Barcelona, decepcionó de forma absoluta. El dato apunta a la causa fundamental de la derrota de ayer del Barça por encima de errores puntuales que de manera individual pudieran producirse. El centro del campo no estuvo a la altura de lo que se espera del fútbol de control del FC Barcelona. Lejos de ser un refuerzo para el juego ya existente en el Barcelona, André Gomes se convirtió en un comparsa que simplemente hizo bulto en la alineación.

Deja tu Comentario